WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Miércoles 23 de Octubre 2019
| | |

Obra teatral aborda el problema del bullying y sus consecuencias

No disponible

No disponible

30 de Abril 2019


Por Griselda Zayas Pérez

México, 30 Abr (Notimex).- “Si al menos con nuestro trabajo, podemos evitar que un solo niño víctima de bullying, tome una mala decisión, víctima de esta conducta antisocial, todo habrá valido la pena”, dijo la actriz Mildred Motta, conmovida hasta las lágrimas.

Durante la presentación de la puesta en escena “Bullyng Rosa: cosa de niñas”, busca visibilizar y concientizar a la ciudadanía sobre lo que significa el maltrato entre iguales en la etapa escolar.

Motta, quien interpreta al personaje de Mayra, “la bully” de la escuela, explicó que en la producción se explicará cuáles son las razones que llevan a una persona a cometer esta conducta y qué puede ocasionarle a la víctima.

“Hay que hablar de este tema, porque se sufre desde la niñez, aunque no deja de suceder en la vida adulta; en esta época de la historia de la humanidad, donde se han hecho tantas cosas a favor de la equidad, todavía hay mucho trabajo qué hacer”.

La violencia cotidiana que se vive todos los días es algo que no tiene porqué existir, tendríamos que hacerlo con respeto. Es una obra que no solo va dirigida a las mujeres, sino también a los hombres, se habla del amor, del respeto, expresó la actriz.

Adriano Duma, autor de este trabajo escénico junto con Gerardo Lazos, platicó que su obra fue una necesidad personal, “porque fui un niño muy buleado por mi identidad sexo genérica desde primero de primaria, yo sufría acoso escolar”.

Sin embargo, cuando la vida le dio la oportunidad de hacer teatro y televisión buscó la manera de llevar un mensaje positivo a los niños que la están pasando terrible como consecuencia de esta conducta.

También comentó a Notimex que los valores se han perdido, el tejido social está muy mal al grado de que se ha normalizado, a tal extremo que “nos parece divertido”.

Es necesario el respeto y muy peligroso que los papás insulten a sus hijos, porque llega el momento en que se lo cree, le va a marcar la vida y le va a hacer mucho daño.

“Cuando el niño llega a la escuela, al primer ser humano que tiene al lado ’le vomita todo lo que ya recibió en su casa’, es una cadena de violencia que tenemos que romper”, señaló Duma.

La coalición que se produce entre las cuatro actrices, deja ver algunas de las razones que permiten este tipo de conductas antisociales, así como las consecuencias que el bullying y el cyberbullyng pueden generar en las víctimas.

Al finalizar la obra, que tiene una duración de 50 minutos, se brinda un taller participativo de concientización sobre el acoso escolar, donde se ofrece al público información pertinente.

Se vincula a la audiencia con líneas telefónicas y páginas de Internet de atención gratuita las 24 horas del día, a fin de que se denuncie en forma anónima, este tipo de problemas.

La obra es apta para niños mayores de 8 años de edad, las actrices y voceras de la no violencia son: Sara Cavazos, Christel Klitbo, Mildred Motta y Odemaris Ruíz.

Bullyng Rosa ha presentado funciones privadas en algunos puntos de la Ciudad de México catalogados por las autoridades capitalinas como polígonos de violencia, y este 4 de mayo se estrenará al público en general, en el Centro Cultural de las Artes Escénicas, Ernesto Gómez Cruz, al interior del Teatro Antonio Caso en Tlatelolco.

NTX/GZP/RMJ