Viernes 19 de Julio 2019
| | |

Pintor Ricardo Alemán bajo la mirada del Dr Atl

No disponible

No disponible

04 de Julio 2019


Por Evangelina del Toro

México, 4 Jul (Notimex).- El pintor mexicano Ricardo Alemán presentó sus obras Infancia, Lo cotidiano, Emociones y El movimiento, propuesta que el artista realizó en torno a la exposición “ATL, tierra, viento y fuego; sublime sensación”, que se exhibe en el Museo Nacional de Arte.

Durante la conferencia “La experiencia estética en el espectador de obras de arte” mencionó que existe una gran influencia de Gerardo Murrillo Cornado, mejor conocido como Dr. Atl, en sus proyectos.

“El hecho de que yo sea un pintor mexicano, tapatío, adoptivo pues nací en Saltillo, Coahuila, y que pinta paisajes, me coloca, para empezar, en algún lugar del universo del maestro Gerardo Murillo”.

“Desde esa perspectiva del arte es posible que yo pueda aportar unas pistas, calcular distancias, reconocer la influencia o coincidencia de elementos estéticos o efectos técnicos en una o varias obras”, dijo.

Mencionó que los paisajes Infancia, Lo cotidiano, Emociones y El movimiento son los elementos agua, tierra, aire y fuego, en donde, a través de ellos, relata algunas anécdotas de la vida y obra de Murillo, “un pretexto para transitar a las experiencias de nuestra propia vida”.

La intensión, explicó es transmitir la importancia de la experiencia, es decir, el ser humano como un observador de su propia existencia, vinculados a los procesos no creativos, espectadores no pasivos y esenciales para el desarrollo de las ideas y procesos, de lo que se llama arte.

Paisaje del Agua/Infancia, explicó, se refiere a los impactos emocionales que ocurren en esta etapa de la vida, marcan los tiempos de la misma a distintos ritmos, los efectos aparecen en la conciencia y fluyen a través del espacio, reflejándose en el comportamiento.

“La ciudad de Guadalajara brindo a Murillo un ambiente propicio para el desarrollo de su temprana vocación pictórica. A lo largo del siglo XIX, esta ciudad se consolidó como un centro relevante para el estudio y difusión de las artes”, expuso.

Mientras que Paisaje de tierra/lo cotidiano relata que los seres son arrojados al mundo, en donde se está sometido a tensiones y distensiones de fuerzas, de energías que no se controlan. “Pienso que todas las relaciones que establecemos son relaciones de poder con nuestro mundo interno y externo”, dijo Alemán.

En tanto, Paisaje de fuego/emociones proporciona una visión en donde lo cotidiano lleva a lo extraordinario, lleva a enfrentarse a dos polos opuestos; la vida y la muerte, el cielo y el infierno, lo físico y metafísico.

“Gerardo Murillo, voluntaria o involuntariamente, hace de su vida una obra total, y, de su obra, la vida misma, contenida en su pintura. Lo observamos entregado a los grandes eventos históricos de la primera mitad del siglo XX e inmerso en una constante tensión de fuerzas que marcaron al país y al mundo entero”, mencionó.

Paisaje de aire/movimiento es, de acuerdo con Alemán, el arte en la creatividad y experiencia estética, es un diferenciador de la realidad humana individual.

Por ello, al observar la vida circunstancial del Dr Atl se puede observar una gran capacidad de movimiento, no solo físico sino espiritual, “es una manera de fluir a través de distintos entornos pero siempre desde una esencia: el arte”.

“Propuse cuatro paisajes como elemento-concepto. Agua-infancia; tierra-cotidianidad; Fuego-emociones; Aire-movimiento. Con esos cuatro paisajes es posible armar una estructura base para ampliar la experiencia sentida ante una obra de arte y gradualmente llevarla a una experiencia estética ampliada resaltando el reconcomiendo las diferencias particulares de nuestra forma de mirar”, dijo.

La exposición “ATL, tierra, viento y fuego; sublime sensación”, presenta 70 dibujos a lápiz y al carbón realizados por Dr. Atl. Se presenta desde el pasado 11 de abril y estará hasta el próximo 29 de septiembre en el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura.

-Fin de Nota-

 

NTX/EDT/MAH