WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Viernes 20 de Septiembre 2019
| | |

“Sanctorum”, el acontecer del país mezclado con el cine fantástico

No disponible

No disponible

05 de Septiembre 2019


* El director Joshua Gil llevará su filme a la Semana de la Crítica, sección paralela e independiente del Festival de Cine Venecia

Por Rocio G. Guzmán Mejía

México, 4 Sep (Notimex).- El realizador mexicano Joshua Gil señaló que tras leer hace cinco o seis años reportajes y notas periodísticas del país, fue que nació Sanctorum, su nueva película que se proyectará esta semana en el Festival Internacional de Cine de Venecia.

El filme híbrido (documental y cine fantástico) cuenta la historia de un pequeño pueblo que es acosado por la guerra entre el Ejército y el narcotráfico, a la par de que un niño hace un llamado a las fuerzas de la naturaleza para que le regrese a su mamá desaparecida.

“Hay varios mensajes que están entrelazados, Sanctorum es la historia de campesinos desprotegidos que se ven en la necesidad de recurrir a la siembra de la hierba de marihuana para subsistir”, explicó en entrevista con Notimex.

Destaca que los campesinos no son ni criminales ni narcos, toda vez que padecen “una situación social”, pero lamentablemente los persigue el Ejército, “es el contexto principal, después una trama representada por una madre y un niño que tienen la infortuna de verse en una situación peligrosa, la madre desaparece y comienza la búsqueda del niño por ella”.

“Son historias tomadas de la realidad, de reportajes, notas periodísticas en México, ahí se hizo la trama y finalmente, la capa superior de la historia, es que se narra el fin del mundo”, agregó.

Joshua recordó que es una persona muy cercana al campo y a los campesinos, “desde mi primera película es un tema que ha tratado de desarrollar” y lamentó que, hasta el día de hoy, los pueblos indígenas continúen indefensos y sufran de violencia.

“Esas notas las vi hace tiempo, llevo trabajando en esta historia hace cinco o seis años, pero todo sigue igual. La película la filmamos hace 12 meses”.

Sanctorum supone el segundo largometraje del mexicano quien, además de dirigirlo, también escribió el guion. Fue filmado en lengua mixe, ya que deseaba apegarse lo más posible a la realidad, “estilo documental”, por lo que es protagonizada por indígenas y no cuenta con actores profesionales.

“Prefería que ellos estuvieran cómodos, en su ambiente, y estaban cómodos hablando así y fue algo orgánico pasar de una historia a otra y todo cobró sentido, además, la lengua, por cómo está involucrada respecto a los dioses de la naturaleza y rituales, quedó perfecta para contar la historia”.

Durante 83 minutos, el cineasta lleva a un plano visual un tema que “llena el aire de México de desesperanza: la desaparición de personas”, el cual mueve con total libertad entre documental y una ficción fantástica.

“Me interesa lograr un resumen emocional de lo que experimentan las personas sometidas todos los días a la violencia, y que también han sufrido la pérdida de un ser amado. Esto, mediante una ficción onírica enmarcada por las creencias más profundas”.

La película cerrará las actividades de la Semana Internacional de la Crítica, sección paralela e independiente del Festival de Cine de Venecia, que inició el pasado 28 de gosto y concluirá el 7 de septiembre. Se trata de la primera vez que un filme mexicano clausura dicha semana.

“Vamos a Venecia ya como ganadores. Muy contentos porque cerramos la Semana de la Crítica, la sección más exigente probablemente que tiene el festival”, subrayó el poblano.

“Estar cerrando me parece que habla de que hay una fe, una alegría en ese sentido, porque desde que empezamos a trabajar, la producción ya ha recibido seis premios en su fase de desarrollo, ya va como recomendada, así que muy contentos”.

La parte más sutil de la historia de Sanctorum se filmó en Oaxaca y Sierra Norte, el resto en locaciones que Joshua no tiene permitido revelar. Los efectos especiales se realizaron en tres estudios y se trabajaron “a lo largo de un año”.

-Fin de nota-

 

NTX/RGM/LMC