Miércoles 21 de Agosto 2019
| | |

“Tiawanaku”: la Bolivia de Evo Morales a través de poemas

No disponible

No disponible

24 de Julio 2019


*Editorial Orca Libros impulsa labor de mujeres latinoamericanas

Por Perla Velázquez

México, 24 Jul (Notimex).- A partir de la idea de Lina Aguirre, quien se dio cuenta que las mujeres latinoamericanas no son muy publicadas, ni muy leídas, la editorial Orca Libros promueve experiencias y sensibilidades de las mujeres a través de la literatura.

La escritora Judith Santopietro compartió que “surge como una pequeña editorial independiente, Lina (Aguirre) nos convoca con autoras, como traductoras, y al final nos convence porque tiene este aspecto muy feminista, de sororidad, hermandad y acuerpamiento sobre todo, y cuando hablo de acuerpamiento hablo de tener procesos creativos y literarios muy cercanos”.

Por su parte, la escritora y traductora Ilana Luna explicó a Notimex que “es una meta de Orca también visibilizar a las mujeres que producen la creación original y la traducción como acto creativo, porque lo es”.

Orca Libros se ubica en Estados Unidos, hasta el momento tienen dos textos editados. Uno de ellos es “Tiawanaku. Poema de la madre Coqa”, que surgió después de que Judith Santopietro migrara de México hacia Bolivia.

Santopietro refirió que “en esa búsqueda de un espacio en donde yo podía reproducir estos vínculos comunitarios me fui a Bolivia. El ambiente político parecía idóneo: Evo Morales estaba en la presidencia, pero sobre todo porque la figura de las mujeres, las mujeres indígenas, estaba tomando mucha fuerza política y socialmente”.

“Eso se refleja en este libro ´Tiawanaku´, en donde aparece una mujer chola, como les llaman, que es presidenta, que hace anuncios para la televisión, que hace tantas cosas que antes de la llegada de Evo Morales era muy difícil por el racismo y la discriminación”, indicó.

La escritora buscaba “sobre todo, hablar de esta hoja de coca en la vida cotidiana que se vuelve un personaje también, que no solamente es como algo material sino tiene espíritu, tiene una ánima”.

La editorial busca que el lenguaje conviva en sus páginas. Por eso, es que los textos están en español y en inglés. Pero, además, en el caso de “Tiawanaku” se respetaron las palabras pertenecientes a la lengua aimara y quechua.

Para Ilana Luna, se trata de “una sensación de adentrarme en el lenguaje, de encontrar el ritmo la textura, el sentimiento, las sensaciones, el frío; en este libro, por ejemplo, el paisaje, la geografía es muy importante. Por lo mismo se llama Tiawanaku es un lugar realmente propio que yo no conozco personalmente, pero con el libro sí he ido”.

La traductora mencionó que “decidimos tener un glosario trilingüe, cuatrilingüe al final, marcando todos los vocablos en lengua indígena, marcando si es aimara o quechua, y teniendo una traducción o una descripción en español, tanto como en inglés”.

Lo anterior, apuntó, “porque la poesía de Judith nos presenta de forma muy orgánica, el uso que es muy de las costumbres lingüísticas de Bolivia, de Perú, que mezclan lengua indígena con el español”.

-Fin de la nota-

NTX/PV/MAG