WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Viernes 28 de Febrero 2020
| | |

Tom y Jerry, 80 años de jugar al gato y al ratón

dc73ebdb3b2083a23e8955548c6c3fc2

dc73ebdb3b2083a23e8955548c6c3fc2

13 de Febrero 2020

Fueron creados en 1940 por Hanna y Barbera para competir con Mickey Mouse y Bugs Bunny; originalmente se llamaban Jasper y Jinx, pero un texano les aconsejó cambiarles el nombre.

Hace exactamente 80 años, en las salas de cine de Estados Unidos, previo a la proyección de la película familiar estelar, se mostraba el cortometraje de animación “Puss Gets the Boot” (“El gato se gana el zapatazo”), que marcaba el debut de dos de los personajes más queridos del mundo de las caricaturas: Tom y Jerry —aunque en ese momento se hacían llamar Jasper y Jinx—.

Producido por el departamento de animación de los estudios Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) y bajo la autoría de los jóvenes dibujantes William Hanna y Joseph Barbera, en ese cortometraje, con un toque de violencia y humor negro, veíamos a un gato que, cansado de perseguir al molesto ratón que vivía en su casa, diseñaba un plan para capturarlo con una trampa cargada de queso. Pero como el roedor era astuto y no tenía un pelo de tonto, retiraba sin ningún problema el queso y se alejaba con el estómago lleno, disfrutando de la rabieta que hacía el felino.

Sin embargo, pocos saben que Tom y Jerry fueron creados en un momento de desesperación por la MGM, que veían cómo otros estudios y compañías productoras de Hollywood tenían gran éxito con sus personajes animados. Por un lado Walt Disney triunfaba con Mickey Mouse, y por el otro Warner Bros se posicionaba en el imaginario colectivo a Bugs Bunny, Porky Pig y al Pato Lucas.

Hanna y Barbera, quienes en 1940 contaban con menos de 30 años, tenían muchas ideas en la cabeza y sólo requerían un poco de apoyo para llevarlas a cabo. Así, aunque parecía una idea que ya se había contado en innumerables ocasiones, Barbera insistió en que hicieran una caricatura muy simple con un gato y un ratón involucrados en una persecución. De ahí surgió “Puss Gets the Boot”.

Si bien ese corto animado inicial tuvo un gran éxito y les valió una nominación al Oscar a sus creadores, MGM decidió que debían olvidarse de esos personajes que no tenían mucho futuro y comenzar a trabajar en otros proyectos.

Pero fue gracias a la insistencia de un reconocido empresario, dueño de una gran cadena de cines en Texas, que los estudios retomaron a su gato y su ratón y siguieron el sabio consejo que les ofrecía: “Hagan más de esos maravillosos filmes animados, pero deberían cambiarles el nombre. Jasper y Jinx no suenan bien y es complicado pronunciarlos, sería mucho mejor que se llamaran Tom y Jerry, dos nombres muy comunes aquí en Texas, y supongo que en todo el país”, les dijo el exhibidor.

A veces amigos, a veces enemigos: la violencia y humor negro de Tom y Jerry también atrajo a los adultos al cine, y no importaba que ninguno de los dos hablara. Según Barbera, después de haber crecido con películas mudas protagonizadas por Charlie Chaplin, Buster Keaton y Harold Lloyd, los creadores sabían que su trabajo podía ser divertido sin diálogos. La música compuesta por Scott Bradley resaltó la acción de la trama, y el grito humano de: “¡Tomás!”, fue interpretado por el propio Hanna.

Durante las dos décadas siguientes, Hanna y Barbera supervisaron la producción de más de 100 de estos cortos animados. Cada uno tardaba semanas en producirse y costaba hasta 50 mil dólares, por lo que sólo se podían hacer unos cinco o seis al año.

Estas películas de Tom y Jerry son consideradas universalmente las mejores, por su rica animación dibujada a mano y fondos detallados que les ayudaron a ganar siete premios de la Academia y apariciones especiales en películas no animadas de Hollywood, como en “Dangerous When Wet”, de 1953, donde el gato y el ratón aparecían junto a la nadadora y actriz Esther Williams.

“Apuesto a que cuando los veías de niño, o incluso si los miras ahora, te sería difícil saber cuándo se hicieron. Hay algo sobre la animación. Es como que siempre es actual, no se desvanece”, dice Jerry Beck, historiador de dibujos animados.

“Un dibujo es un dibujo, es como cuando vas a ver pinturas. Sí, sabemos que son de 1800 o 1700, pero no importa y hoy todavía te hablan. Eso es lo que pasa con estas viñetas. Lo que hemos aprendido con el tiempo es que realmente son un gran arte. No son sólo un entretenimiento desechable”, aseguró Beck.

EL DESPIDO

Ante la creciente competencia con la televisión a mediados de los 50, MGM decidió dejar de producir más cortos animados y volver a proyectar todos los que ya tenían, por lo que William Hanna y Joseph Barbera, luego de ser despedidos, crearon su propia compañía de animación y se enfocaron en nuevos proyectos y personajes, pues no les pertenecían los derechos de Tom y Jerry. En los años 70 recuperaron la franquicia y luego la vendieron a Warner Bros.

REYES DE LAS CARICATURAS

Luego de adaptar su estilo para la televisión, donde crearon algunos trucos para ahorrar tiempo y dinero, Hanna y Barbera dominaron el terreno de las caricaturas durante varias décadas. Entre sus creaciones más importantes están Huckleberry Hound, El oso Yogi, Don gato y su pandilla, El inspector Ardilla y sus dos más grandes éxitos: Los picapiedra y Scooby Doo.

LA GUERRA FRÍA

A principios de los 60, MGM se dio cuenta de que había sido un error cancelar su departamento de animación y decidió revivir a Tom y Jerry, pero sin sus creadores originales. Como eran tiempos de la llamada Guerra Fría, de manera clandestina subcontrataron a un estudio en Praga, capital de la entonces Checoslovaquia, para que hicieran el trabajo y les ahorraran costos. Sólo se hicieron 13 cortos, porque el público en EU comenzó a reclamar por la mala calidad de las caricaturas, que a la fecha son consideradas las peores que se han producido.

 

PREJUICIO RACUIAL

Las caricaturas de Tom y Jerry de su primera época han sido tachadas de racistas y ofensivas, al presentar personajes como el de Mammy Two Shoes, una criada negra con un exagerado acento sureño, a quien generalmente se ve de la cintura para abajo. También contienen chistes con representaciones despectivas de asiáticos, mexicanos y nativos americanos. Con el tiempo algunas de estas escenas ha sido eliminadas. Incluso, en la plataforma de streaming Amazon Prime la serie se presenta con la advertencia: “Prejuicio racial”.

SABÍAS QUE…

* Tom y Jerry es una de las caricaturas más populares en Japón, Irán, Pakistán, India y Gran Bretaña.

* Un nuevo juego sobre ellos para teléfonos móviles tiene más de 100 millones de usuarios en China.

* En 2016, un alto funcionario egipcio culpó a Tom y Jerry del aumento de la violencia en Medio Oriente.

* El líder supremo de Irán comparó dos veces las relaciones de su país con EU como las de Tom y Jerry.

* De acuerdo con un sondeo de la BBC, son la caricatura favorita entre los adultos en Gran Bretaña.

* En 1992 el gato y el ratón protagonizaron una película musical donde hasta cantaban y hablaban.

* A finales de 2020 Warner lanzará una película de Tom y Jerry de acción real con Chloë Grace Moretz.

Más notas sobre