Capital México

Sociedad

Alertan sobre el peligro del producto IQOS

Representantes de Organizaciones no Gubernamentales  (ONG), médicos y Especialistas  emplazaron a la Secretaría de Salud y a la COFEPRIS se hagan públicas y abiertas, la pretensión de la industria tabacalera de introducir en México su más reciente producto, el IQOS, tan dañinos para la salud del ser humano como el tabaco convencional.

En conferencia de prensa, el doctor Juan Zinser, Presidente del Conejo Mexicano contra el Tabaquismo (CMCT) exigió a esas  dependencias federales se den a conocer  todas las negociaciones relacionadas con IQOS y otros dispositivos electrónicos utilizados para administrar nicotina y que pongan a disposición de la sociedad los documentos que con este fin han recibido o reciban posteriormente de la industria tabacalera.

Acusó a la  industria tabacalera  de estar transitando a este tipo de productos como una alternativa nueva de supuesto `menor riesgo´, sin evidencia científica que lo respalde”.

Además, destacó que todos los productos denominados por la Organización Mundial de la Salud como Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina (SEAN) y los sistemas similares sin nicotina, son dañinos para la salud y contribuyen a acercar a niños y adolescentes a una adicción letal, como es el tabaquismo”.

El Convenio Marco para el Control del Tabaco de la OMS, ratificado por México en 2004, establece que, quienes formen parte de este tratado internacional, deben proteger las políticas públicas para el control del tabaco adoptadas contra de los intereses de la industria tabacalera.

En tanto que  el Director de Políticas en Salud Pública de la Fundación InterAmericana del Corazón México (FIC México), Erick Antonio Ochoa, pidió a la COFEPRIS se les apliquen  a IQOS y otros sistemas electrónicos,  las mismas regulaciones que a los productos de tabaco convencional, como son restricciones de uso en espacios públicos cerrados y áreas interiores de trabajo, prohibición de publicidad, inclusión de advertencias sanitarias sobre las unidades de tabaco y los dispositivos, impuestos, entre otras medidas.

Los representantes de las organizaciones civiles enviaron una carta dirigida al  Secretario de Salud,  José Narro Robles, en la cual recomiendan cuidar que los argumentos que sustentan la decisión pública de la autoridad, no provengan de la industria tabacalera, que busca proteger sus intereses, al debilitar la aplicación de políticas públicas para el control del tabaco adoptadas en México.

Salir de la versión móvil