www.capitalmexico.com.mx
Viernes 17 de Septiembre 2021
Seguimiento de COVID-19 México 17 septiembre 2021 · 12:21
3,549,229 Confirmados
270,348 Decesos

Cinco cosas por las que los niños no quieren regresar a clases

 

Los motivos pueden ser desde flojera hasta bullying


Después de más de un mes de vacaciones, se acerca la hora de que los más pequeños de la casa regresen a la escuela, y esto puede resultar un conflicto para algunos niños que prefieren quedarse en casa.

Pueden ser varios los motivos por los que tu hijo no quiera volver a la escuela, aquí te dejamos los más comunes.

Dudas

Comienza un nuevo ciclo escolar y el pequeño estará lleno de dudas y angustia o hasta temor por enfrentarse a algo diferente. Por ello, los padres deben acercarse a los hijos y hablar con ellos para demostrarles que todo estará bien.

Diversión

Sencillamente los niños adoran las vacaciones, y no solo ellos, los adultos también disfrutan de levantarse tarde y poder jugar hasta altas horas de la noche o salir de paseo con los amigos.

El regreso a clases indica dormir temprano, realizar tareas y eso no es algo que a los pequeños les agrade mucho.

Competencia

Hay escuelas en donde los niños compiten por tener más, así que el regreso a las aulas significa presumir de los viajes en vacaciones.

Si su hijo se quedó en casa todo el verano, no tendrá que contarle a sus amigos y eso generará cierta incomodidad en el menor.

Miedo al fracaso

En ocasiones los niños temen defraudar a los padres o no llegar a las metas que se proponen y por eso surge cierto temor en volver a la escuela.

La solución está en enseñarle a los hijos a encontrar sus fortalezas y enfocarse en ellas y no en sus debilidades.

Bullying
En el peor de los casos el maltrato por parte de sus compañeros es el motivo de la falta de interés de regresar a la escuela.

Como padres se tiene que estar alerta ante estas situaciones, es normal que a los pequeños les cueste trabajo o no quieran ir el primer día de clases, pero si el comportamiento se extiende por varios días entonces hay un foco rojo que se debe atender.

Si la conducta del menor es de temor y llanto por el hecho de pensar que las vacaciones se acabaron, hay que tomar cartas en el asunto y saber qué está pasando en el ambiente escolar del niño.

También puedes leer: ¿Cuánto gastarán los mexicanos en este regreso a clases?

JCA