www.capitalmexico.com.mx
Jueves 19 de Mayo 2022

Cómo certificar el trabajo de verano como experiencia laboral

 

Piensa dos veces antes de decidir pasar todas tus vacaciones acostado viendo series


La primavera está por terminar, y con ella, también se acabarán los ciclos escolares de niños, adolescentes y jóvenes.

Se aproxima el periodo vacacional más extenso para aquellos estudiantes que se esforzaron durante varios meses en aprender lo adecuado a su nivel y estar listos para dar un siguiente paso.

Los jóvenes de nivel bachillerato y universitario ahora se enfrentan a una disyuntiva: ¿qué hacer con tanto tiempo libre?

Algunas opciones son las de salir de paseo, convivir más con su familia, pasar tiempo con sus amigos, o simplemente derrumbarse en su sillón favorito para ver película y series.

Pero también existe una alternativa que podría ser muy provechosa para su presente y, principalmente, para su futuro: conseguir un trabajo de verano.

Beneficios del trabajo de verano

Aprovechar el periodo vacacional para comenzar a general experiencia laboral puede ser una de las decisiones que más beneficios traiga para cuando comience la vida profesional de esos jóvenes que hoy son estudiantes.

Comenzar a trabajar de forma temporal durante las vacaciones de verano, ayuda a que los jóvenes vivan la experiencia de tener una retribución económica por su esfuerzo, situación con la que refuerzan su sentido de la responsabilidad.

Además, trae ventajas para cuando llegue el momento de buscar un empleo formal, ya que no llegarás a la entrevista presentándote como alguien que nunca a trabajado.

Este tipo de empleos temporales les ofrecen beneficios como experiencia profesional, adquisición de habilidades incluyendo competencias básicas como servicio al cliente, comunicación oral y escrita, así como confianza en sí mismos y liderazgo.

De acuerdo con una encuesta realizada el año pasado por OCCEducación, 95 por ciento de los mexicanos consideró positivo iniciar la vida laboral siendo estudiante, por los beneficios y las competencias que se obtienen en un mercado cada vez más competitivo.

El estudio, dado a conocer por medio de un comunicado, reveló que la motivación de los jóvenes es el aprendizaje, no tanto la retribución económica, y la gente sin experiencia se caracteriza por su entusiasmo, empuje y dedicación, por lo que es una oportunidad para que los reclutadores sumen talento.

Los jóvenes aportan nuevas ideas, debido a que suelen ser muy críticos y observadores para cuestionar procedimientos y hacer propuestas de mejora, asegura el documento.

En cuanto a las empresas, pueden preparar a futuros empleados a través de un programa de entrenamiento, como parte de una estrategia para asegurar talento capacitado, y si el desempeño es óptimo, siempre tendrán la posibilidad de convertir ese empleo de verano en uno permanente.

Certificar un trabajo de verano

Para que las semanas que utilices de tu vacaciones para trabajar te sirvan como experiencia laboral, se recomienda que el lugar en el que pidas la oportunidad de comenzar tu aventura esté bien establecido.

Esto ayudará a que, cuando termine tu periodo laboral, la empresa pueda otorgarte una hoja membretada, con firma y sello, en el que tu jefe directo o el responsable de Recursos Humanos reconozca el tiempo que prestaste tus servicios para la empresa.

Esto se conoce como una “carta de recomendación laboral“; en ella se debe escribir el tiempo que trabajaste, las actividades que realizabas, el puesto que ocupaste, y algunas características que lograron ver en ti mientras fuiste parte del equipo.

Cuando busques un empleo formal, te darás cuenta de la importancia de ese documento, ya que la mayoría de las empresas la piden como requisito para ingresar a trabajar.

Si el lugar en el que trabajaste no tiene la posibilidad de entregarte una hoja membretada con esas características, pueden entregarte una carta en la que el responsable del negocio o establecimiento acredite que te conoce, que trabajaste con él y cumpliste con las tareas que te asignó, así como características que logró descubrir en ti, como puntualidad, responsabilidad, trabajo en equipo, etcétera.

Toma en cuenta que en ese caso, es probable que las empresas no la reconozcan como una “carta de recomendación laboral”, pero la tomarán en cuenta como una “carta de recomendación personal“, la cual también tiene importancia.

Los trabajos más comunes para el verano

Entre los sectores que más emplean a jóvenes durante el verano, están los de operadores telefónicos o call center, teleperformance, atención a clientes, vendedores de mostrador, ejecutivos de ventas y auxiliares contables.

Aunque tampoco se descarta la opción de buscar lugares más pequeños, como negocios locales en los que requieran el apoyo de una persona dispuesta a imprimir su talento y aprender cosas nuevas.

TE PUEDE INTERESAR: MILLENNIALS CARECEN DE COMPROMISO CUANDO BUSCAN EMPLEO

ODT