Capital México
PUBLICIDAD
Sábado 17 de Noviembre 2018

Sábado 17 de Noviembre 2018

UnidadInvestigación
| | |

Costoso e incierto, el parkinson es controlable

Enfermedad. Foto: Especial Foto Capital Media
|
03 de Abril 2018
|
Ismael Encinas presentó síntomas a los 36 años; incluso fue con chamanes

Ismael Encinas Díaz, abogado de profesión, comenzó a presentar los primeros síntomas de Parkinson a los 36 años y, cuando fue diagnosticado –cuatro años después– buscó brujos, chamanes, limpias, células madre y medicina alternativa, pero nada le sirvió; todo fue inútil, porque su mal avanzó a un ritmo acelerado.

El paciente, que nació el 29 de diciembre de 1967, padre de dos hijos, se fue a La Habana, Cuba, donde los médicos lo curarían del Parkinson, según le recomendaron, pero el tratamiento no se dio mediante medicamentos, sino con terapia física y mental. Buscó varias opciones, a pesar de que no hay cura para esta enfermedad.

“Me encontré en México con los mejores médicos especialistas, quienes me practicaron una cirugía en el tálamo, 20 centímetros abajo del cráneo, conectado a una pila que al prenderla funge como estimulador de ciertas áreas del cerebro, lo que me ha controlado los síntomas, mas no el Parkinson”, detalló.

Encina Díaz, exjugador de futbol americano de los Cóndores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), siguió un tratamiento con un costo superior a los 20 mil pesos, en tanto que la cirugía en el cerebro le costó un millón 200 mil pesos en un hospital privado, parte que cubrió su seguro médico.

“Me siento afortunado, porque respondí positivamente al tratamiento, ya que tomaba alrededor de 25 pastillas al día”, dijo el paciente al mostrar sus manos sin movimiento alguno, porque antes, agregó, “no podía ni sostener una cuchara para comer”.

En su testimonio, Ángel Castro Ocejo, licenciado en Gastronomía por la Universidad Anáhuac y licenciado en Psicología por la Universidad del Valle de México, relató que ha vivido con enfermedad de Parkinson juvenil por más de 15 años.

Señaló que dejó de cocinar en un restaurante al sur de la Ciudad de México, “porque era yo un peligro, era una licuadora humana, rompía la cristalería y ya no me querían en la cocina”.

En conferencia de prensa, el doctor Rodrigo Lloréns, médico neurólogo de alta especialidad en enfermedades de Parkinson y trastornos del movimiento, del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), dijo que la enfermedad es el segundo padecimiento degenerativo más frecuente, luego del Alzheimer, y afecta a no menos de 6.2 millones de personas en el mundo.

Con motivo del Día Mundial del Parkinson, que se celebra el 11 de abril, el especialista señaló que, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud (SS), se estima que hay más de 250 mil mexicanos con esta enfermedad

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD