WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Viernes 04 de Diciembre 2020
| | |

Se beben pocos lácteos. Supera el consumo de refrescos la ingesta de leche entre mexicanos

Refrescos. Foto: Cuartoscuro

Refrescos. Foto: Cuartoscuro

16 de Noviembre 2016

Mexicanos consumen 8% más refrescos que leche

Expertos mexicanos llamaron a emprender una campaña nacional permanente de buenos hábitos alimenticios impulsada por el Gobierno Federal con miras a contrarrestar el exagerado consumo de alimentos procesados y refrescos que lleva a la población a un estado de emergencia por sobrepeso, obesidad y diabetes.

Los investigadores, académicos y médicos tanto de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) como del Instituto Nacional de Nutrición “Salvador Zubirán” de la Secretaría de Salud (SS), los cuales afirmaron que en un país como México, donde se producen 12 mil millones de litros de leche, el consumo es bajo.

En contraste, afirmaron, es alta la ingesta de bebidas azucaradas. El patrón de consumo de bebidas mensual es de sólo 20 por ciento de agua natural, 36 por ciento de leche y 44 por ciento de refrescos debido a que la sociedad integra en su dieta diaria un refresco y no así un vaso de leche.

Sin embargo, el consumo per cápita no supera los 350 mililitros y, en el caso de las mujeres, no llega ni a los 200 mililitros, por lo que advirtieron que mientras se prioricen las campañas engañosas, difícilmente se acabará con la “mala nutrición” del mexicano.

Durante el “Primer Foro Internacional de la Leche y la Salud” en el Centro Médico Nacional Siglo XXI, la profesora titular del Departamento de Alimentos y Biotecnología de la Facultad de Química de la UNAM, Amelia Farrés González, aseguró que actualmente el consumo de alimentos procesados es de 87 por ciento y sólo 12 por ciento de alimentos naturales.

De acuerdo con investigaciones el consumo de leche en la población, desde la gestación hasta la edad adulta, resulta indispensable para el desarrollo y la prevención de padecimientos como la obesidad, la diabetes, la osteoporosis e incluso el cáncer.

Por ello y debido a que la leche “se acomoda a cualquier condición”, es necesario aprovechar este factor para que, a través de diferentes presentaciones de consumo, ya sea fluida o a mordidas, la gente la consuma.

Amelia Farrés González, profesora titular del Departamento de Alimentos y Biotecnología de la Facultad de Química de la UNAM, declaró que “la leche ha sufrido realmente un embate negativo y mucha de esta propaganda negativa radica precisamente en no analizar información de fuentes fidedignas y confiables”.

Sostuvo que “los gurús de la mayoría de la gente (consumidores no informados correctamente) son los locutores radiofónicos, las páginas de internet y los supuestos nutriólogos”.

Más notas sobre