La historia de la titiritera de San Cosme

Es egresada de Artes Escénicas y se sube a las ‘micros’ a divertir a los pasajeros
Alberto Ayala Publicado el
Comparte esta nota

Sol Gutiérrez es una artista urbana del transporte público de la Ciudad de México y ya es conocida por los pasajeros de la Ruta 2, la cual parte de la estación del Metro San Cosme y transita por Santa María La Ribera.

Pocos saben que es egresada de la carrera de Artes Escénicas de la Universidad Veracruzana, y también fundadora de Triciclodemetal, una empresa de títeres nacida hace diez años en Xalapa, Veracruz.

“He descubierto que el transporte público es la manera en que ahora la gente de artes escénicas podemos acercarnos a la gente, estando en sus espacios públicos, invadiendo de alguna manera sus espacios públicos, para decirles ‘esto hay, existe esto’, nosotros estamos ahí, ¿verdad? en la escena”, comentó entrevistada por CapitalMedia.

Lejos está de ser desempleada, la informalidad le otorga un sueldo de 500 pesos por seis horas trabajo, mientras que en Xalapa obtiene entre 200 y 300 pesos por la misma jornada diaria.

“La gente puede decir ‘ah, claro, trabajo fácil”. No, es muy cansado, sobre todo cuando llevas la batuta de formar público, porque eso es lo que realmente me va a remunerar a mí en el futuro, que la gente vaya a mis obras al teatro, que la gente contrate mis funciones en las escuelas”, comentó.

Aunque denunció que tanto ella como sus compañeros artistas tienen que enfrentar a un par de “extorsionadores” que se hacen llamar Wendy y José, quienes a nombre de la líder de los vendedores ambulantes, Diana Sánchez Barrios, le piden una cuota de 15 pesos para trabajar.

No obstante, la propia Sánchez Barrios negó en entrevista que sus agremiados cobren a la gente que trabaja en el transporte y ofreció su acompañamiento para cualquier posible denuncia de los extorsionadores.

“Ni mando a cobrar ni me meto en las rutas de micros ni nada, eso es una mentira, una vil mentira, por eso me interesa y me importa mucho que se haga la denuncia y que lleven el retrato hablado de la persona que les cobra”, aseguró la lideresa.

“Hay por ahí un par de personas que quieren cobrarle a la gente que hacemos arte, ellos dicen que es con Barrios el rollo, yo no estoy segura, pero te cobran 15 pesos por día en su nombre, aunque yo nunca he visto nada oficial, nunca me han enseñado nada”, expone.

“Son los dulceros los del problema, porque según ellos les mermas sus ganancias pero vienen en su nombre y hasta me dijo que les llevara unas fotos, de hecho le escribí a Diana en su página de Facebook que estaban cobrando a su nombre, pero no he tenido respuesta”..

Además de su recorrido por Santa María La Ribera, la artista de 33 años también trabaja en los microbuses que van de la calle Rosales, en la colonia Tabacalera, a la avenida Marina Nacional, en los vagones del Metro y en la calle de Madero, en el Centro Histórico.

¿Qué opinas?

Puedes leer:

Toledo y su bestiario fantástico

La línea del tiempo de Leonora Carrington

Síguenos en Google News para estar al día
Salir de la versión móvil