www.capitalmexico.com.mx
Lunes 08 de Agosto 2022

2 mexicanos son acusados en EUA por la muerte de 51 migrantes en Texas

 

Los migrantes fallecidos, 39 hombres y 12 mujeres, fueron hallados el lunes en las afueras de San Antonio, Texas.


Dos mexicanos vinculados al incidente de contrabando de personas donde fallecieron al menos 51 migrantes, tras quedar atrapados en un sofocante tráiler que se encontró abandonado en Texas, fueron acusados ante un tribunal federal de Estados Unidos.

Los migrantes fallecidos, 39 hombres y 12 mujeres, fueron hallados el lunes en las afueras de San Antonio, Texas, en una de las tragedias de tráfico de personas más letales de la historia reciente.

Dos sospechosos identificados como Juan Francisco D’Luna-Bilbao y Juan Claudio D’Luna-Méndez, ambos ciudadanos mexicanos, fueron acusados de poseer armas de fuego mientras residían ilegalmente en Estados Unidos, según documentos judiciales y autoridades estadounidenses.

Investigadores rastrearon el registro del tráiler hasta una dirección de San Antonio que pusieron bajo vigilancia y detuvieron a los dos hombres por separado cuando se les vio salir de la residencia.

Un tercer sospechoso, descrito como un ciudadano estadounidense que conducía el camión, también fue puesto bajo custodia y se espera que sea acusado, pero hasta el martes por la noche seguía hospitalizado, según un funcionario mexicano.

El tráiler fue estacionado junto a unas vías de tren en una zona donde las temperaturas alcanzaron los 39.4 grados Celsius. Los cadáveres fueron encontrados dentro del camión y en un par de calles aledañas, dijo el martes a Reuters un funcionario de seguridad local.

Autoridades dijeron que no había señales visibles de agua ni aire acondicionado dentro del vehículo. Funcionarios describieron la escena como “pilas de cuerpos” y que algunos de los migrantes aún estaban calientes al tacto.

“Es indescriptible”, dijo el alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg, a MSNBC, señalando que su comunidad depende de los migrantes ante la escasez de mano de obra. “Es una tragedia inexplicable”.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, calificó el incidente de “horripilante y desgarrador”.

Al denunciar la multimillonaria industria de tráfico de seres humanos, Biden dijo que “explotar a personas vulnerables para obtener beneficios es vergonzoso”, y afirmó que su gobierno está trabajando para acabar con estas redes.

Investigaciones en curso

Se estima que al menos 27 mexicanos, tres guatemaltecos y cuatro hondureños están entre los fallecidos, según funcionarios de los tres países. No hubo información inmediata sobre la nacionalidad de las demás víctimas.

Más de una docena de sobrevivientes afectados por insolación y agotamiento, entre ellos cuatro menores, fueron trasladados a hospitales de la zona.

El tráiler podría haber transportado a unos 100 inmigrantes, pero el número exacto sigue sin estar claro, dijo un funcionario de seguridad y otro de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP por su sigla en inglés) al tanto de la investigación.

Al parecer, los migrantes habían cruzado recientemente la frontera y fueron recogidos por el camión para ser llevados a un lugar de trabajo, dijeron un funcionario mexicano, otro de la CBP y otro más estadounidense. Todos pidieron el anonimato para hablar del asunto.

Las autoridades fueron alertadas del camión a través de una llamada de emergencia al 911 de un transeúnte a quien un migrante que logró escapar pidió ayuda, dijeron los funcionarios.

Las víctimas fueron encontradas rociadas con una sustancia picante, dijeron funcionarios quienes hablaron bajo condición de anonimato. En incidentes anteriores, los traficantes de personas han utilizado diferentes sustancias para disimular el olor de la carga humana y evadir la detección canina.

El jefe de policía de la ciudad, William McManus, dijo el lunes que una persona que trabaja en un edificio cercano escuchó un grito de auxilio y salió a investigar. Al llegar al lugar encontró las puertas del remolque parcialmente abiertas, miró dentro y encontró varios cadáveres.

Es probable que los sobrevivientes sean liberados en Estados Unidos para que soliciten asilo u otras formas de ayuda humanitaria, dijeron a Reuters el funcionario de CBP y otros dos de seguridad.

Sobrevivientes de otros casos han sido puestos bajo custodia del Servicio de Alguaciles de Estados Unidos para declarar como testigos.

Desafíos de la inmigración

Las muertes pusieron de manifiesto el reto que supone el control de los cruces de migrantes para Biden, un demócrata que llegó al cargo prometiendo revertir algunas de las políticas de inmigración de línea dura de su predecesor republicano, Donald Trump.

Los republicanos han criticado la estrategia fronteriza de Biden de cara a las elecciones legislativas de mitad de mandato de noviembre.

La carretera I-35 cerca de donde se encontró el camión atraviesa San Antonio desde la frontera mexicana y es un corredor de contrabando popular debido al gran volumen de tráfico de camiones, según Jack Staton, un exfuncionario de alto nivel de una unidad de investigación del Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos que se retiró en diciembre.

En julio de 2017, 10 migrantes murieron después de ser transportados en un trailer descubierto por la policía de San Antonio en un estacionamiento de Walmart. El conductor, James Matthew Bradley Jr, fue posteriormente condenado a cadena perpetua por su papel en esa operación de contrabando.

“Era solo cuestión de tiempo que una tragedia como esta volviera a ocurrir”, afirmó Staton.