Viernes 19 de Julio 2019
| | |

Godzilla: El rey de los monstruos

GODZILLA

GODZILLA

31 de Mayo 2019


Por: ROGELIO SEGOVIANO

 

 

La batalla está por comenzar

* Llega a la cartelera la nueva entrega del legendario coloso

* ¿La raza humana merece ser defendida por el kaiju?

 

 

La advertencia es clara y contundente. El planeta no nos pertenece: sus verdaderos amos son criaturas gigantescas que caminaron por la Tierra mucho antes de que el hombre apareciera. Y si nosotros no tratamos con respeto nuestro entorno, estos monstruos regresarán a reclamar lo que les corresponde. Sin piedad.

Y parece que el momento ha llegado. Por lo menos en la pantalla grande. Este viernes, con el estreno de la película Godzilla: El rey de los monstruos, la humanidad deberá enfrentar su hora más negra, al tiempo que descubra si esa especie de dinosaurio colosal creado en Japón de la década de los 50 está dispuesto a salvarnos o a rematarnos.

Godzilla: El rey de los monstruos es la continuación de Godzilla de 2014, y es la película número 35 de la franquicia que comenzó en 1954. La nueva cinta resalta la batalla entre Godzilla y otros titanes, donde los seres humanos sólo pueden ser espectadores.

“Decidimos explorar la parte de Dios (God en inglés) que late en Godzilla —señaló el guionista y director Michael Dougherty en una entrevista reciente al diario argentino La Nación—. Y por eso lo pusimos enfrente a sus tres némesis más importantes: Mothra, Rodan y el Rey Ghidhorah (un espectacular dragón de tres cabezas)“. Algo que, en este Universo de Monstruos puede ser equiparado a una pelea a muerte entre Iron Man, Capitán América, Thor y Hulk, sólo para descubrir cuál de ellos es el más poderoso de los Avengers.

Dougherty dijo que la nueva cinta es en cierto modo un proyecto de pasión porque él ha sido fan de Godzilla desde pequeño. Elogió a la compañía productora Toho por haber creado al Godzilla original y liderar el “concepto de un universo cinemático”.

“Siento que he sido mejor amigo de Godzilla desde que tuve edad para caminar. Solía dibujar a Godzilla en mi Biblia en la escuela católica, para disgusto de las monjas. Él fue como mi animal espiritual mientras crecía”, dijo el director.

La cinta sigue los esfuerzos de la agencia secreta de cripto-zoología Monarch mientras se enfrenta a los monstruos antiguos que al principio creyeron eran sólo mitos, pero que se levantan poniendo en peligro a la raza humana. La película toca el tema de la sobrepoblación y el impacto de los monstruos sobre el cambio climático a través de la radiación que ocasiona terremotos, incendios forestales, huracanes y tsunamis.

Godzilla tiene su origen en el kaiju, término oriental utilizado utilizado tanto por la investigación paleontológica como por los tradicionales relatos fantásticos del Japón medieval, que podría traducirse como “bestia extraña”. Y también, desde 1954, kaiju es el término empleado por el cine de catástrofes nipón para denominar al género de monstruos gigantes que pisotean ciudades y humillan a las fuerzas armadas más avanzadas del mundo.

El mérito es todo de Ishiro Honda, guionista y director de cine que, antes de colaborar con Akira Kurosawa en las décadas de los 80 y 90, filmó cantidad de documentales y ficciones bélicas, además del primer Godzilla (Gojira, en el japonés original), la película que sentó las bases del kaiju y las exportó a Hollywood.

El éxito fue total, dando pie a una treintena de películas de Godzilla y a un ejército de bestias similares e interconectadas, con nombres tan pintorescos como Mothra, Rodan y el Rey Ghidhorah, además de una versión japonesa del mítico King Kong. Para Honda, el motivo que elevó a Godzilla a la categoría de ícono de la cultura pop nipona fue la sublimación del terror que marcó a su generación. “El terror a la bomba atómica para ser precisos. La memoria viva de Hiroshima y Nagasaki. El tema central de Godzilla es ése. Siempre fue ése. La humanidad creó la bomba; y por eso la naturaleza va a vengarse de la humanidad”, señaló el propio Honda en una vieja entrevista.

Encuentra más notas sobre