www.capitalmexico.com.mx
Jueves 20 de Enero 2022
Seguimiento de COVID-19 México 20 enero 2022 · 04:20
4,495,310 Confirmados
302,112 Decesos

No es autoayuda

 

Si yo brillo es porque mi vecino brilla, no es frase de autoayuda; es inteligencia emocional aplicada


Águila: una vida de fama, lujos y excesos. Sol: explotación, frustración y mal comer hasta el final. Muchos creen que sólo hay sol y, culturalmente hablando, dan por ciertos conceptos como: el dinero “te hace malo” la pobreza “bueno”. Entonces se agranda el abismo; ser mexicano parece condena: el mundo te adora por simpático, alegre, sincero y hasta ganoso pero prohibido escalar, anhelar, cuestionar;  aquí todos pierden. Los pocos que “sacaron” águila lo hicieron en el extranjero, porque “sangre azul” corre por sus venas; o heredaron de las “musas” dotes celestiales. Salma Hayek, Diego Luna, Gael García, Karla Sousa, Alfonso Cuarón, Guillermo del Toro, Emmanuel Lubezki o Carlos  Reygadas son reconocidos nuevamente por Forbes, sumando sus nombres a los de chefs, músicos, ingenieros, escritores, comunicólogos, etcétera. En total son 50 personajes destacados por su creatividad. ¡Bingo! Estos 50 aprendieron las herramientas, construyeron otras, hasta modificar el mundo con el que cautivaron culturas.

Efectivamente el león no es komo lo pintan.

Nadie puede desdeñar a 120 millones de mexicanos, somos nosotros los que lo hacemos. Richard Fisher, ex presidencia del Banco de la Reserva Federal de Dallas, dijo alguna vez a The Financial Times “los mexicanos se sabotean, piensan que el ajeno brilla por linaje no por capacidades desarrolladas”. Retos como los actuales obligan a crear nuevos trazos y actitudes.

Si yo brillo es porque mi vecino brilla, no es frase de autoayuda; es inteligencia emocional aplicada. La fórmula: dominio de la frustración, someter al ego y trabajar la voluntad, levanta, aún, cuando no aparezca en revistas. Con #OrgulloMX digo que millones en este país lo hacen,  todos los días y a pesar del enorme reto que implica, ejerciendo sus derechos, respetando los ajenos. Entonces adiós águila o sol.