www.capitalmexico.com.mx
Domingo 26 de Septiembre 2021
Seguimiento de COVID-19 México 26 septiembre 2021 · 04:21
3,628,812 Confirmados
275,303 Decesos

Te contamos el origen del pambazo y la relación con Carlota de Habsburgo

Te contamos el origen del pambazo y la relación con Carlota de Habsburgo
 

El pambazo que se comercializa en el bajío y centro del país es un pan liso pasado por chile guajillo y frito, relleno de papas con longaniza, u otros ingredientes, aderezadas con lechuga, queso fresco, crema y salsa.


El pambazo, una especie de torta con diferentes rellenos según la región, es uno de los antojitos callejeros favoritos de los mexicanos, sin embargo, pocos esperarían que su origen estuviera relacionado con Carlota de Habsburgo, esposa del segundo emperador de México.

Pero no todos los elementos del pambazo se remontan al Segundo Imperio, pues este vocablo proviene de la expresión “pan basso”, o pan bajo virreinal, el cual se realizaba en dicha época con harina cernida de trigo de calidad inferior.

Al tratarse de un alimento de precio bajo, el pan basso fue consumido por los pobres mayoritariamente. A lo largo del país se instalaron pambacerías, sitios en el que solo ofrecían de este tipo de pan.

Aunque poseen ligeras diferencias; uno lleva salsa en la cubierta y otro no, hoy en día conviven el pambazo de Veracruz, en sus dos versiones, y el del centro del país, no obstante todo apunta a que el origen de este bocadillo es veracruzano. 

Según algunos historiadores, éste fue creado en honor a Carlota, por un cocinero de nombre Josef Tüdös, quien buscó realizar un platillo inspirado en el volcán Citlaltépec, conocido comúnmente como Pico de Orizaba.

La parte alta del platillo simulaba el volcán, su cuerpo las faldas montañosas y la harina que se vierte sobre él, la nieve que cubre al coloso.

Una segunda versión detalla que el platillo no fue realizado por iniciativa de Tüdös, sino que al quedar sorprendida por el volcán, fue la misma emperatriz quien solicitó al cocinero realizar una creación culinaria que le rindiera homenaje.

Según el historiador Armando López Macip, Carlota se “enamoró” del volcán durante las tres visitas que realizó a Orizaba, sitio al que llegaron por primera vez el 31 de mayo de 1864.

Ahí obtuvieron un gran recibimiento por parte de los ciudadanos, quienes los saludaron con cañonazos y tocando las campanas de la iglesia de San Gertrudis. 

En Veracruz conviven dos versiones de este plato; la originaria de Orizaba, que conserva la blancura del pan debido a que no se baña en la salsa roja que lo caracteriza en otras parte del país, que rellena de frijoles refritos, longaniza, queso blanco, lechuga rebanada y chipotle adobado. Por otra parte, la versión de Xalapa tiene un relleno de frijol, mayonesa, jamón, pollo deshebrado o chorizo, acompañado de lechuga, cebolla y chile chipotle, e incluso algunas veces se pueden encontrar algunos de sabores dulces. 

El pambazo que se comercializa en el bajío y centro del país es un pan liso pasado por chile guajillo y frito, relleno de papas con longaniza, u otros ingredientes, aderezadas con lechuga, queso fresco, crema y salsa.