UNAM, IPN y Bachilleres crean coordinación contra porros

 

Proponen crear un censo de grupos generadores de violencia; elaborar un mapeo de riesgos y una agenda de riesgos .


Autoridades de la UNAM, del IPN y del Colegio de Bachilleres crearon una coordinación interinstitucional para enfrentar a los grupos violentos que afectan a las escuelas de la Educación Media Superior de la Ciudad de México y de la Zona Metropolitana. 

“El objetivo es conformar un grupo, partiendo de la iniciativa del señor rector de la UNAM, doctor Leonardo Lomelí Vanegas, para buscar soluciones conjuntas a este flagelo”, expresó Raúl Arcenio Aguilar Tamayo, secretario de Prevención, Atención y Seguridad Universitaria de la UNAM, al encabezar la reunión que se efectuó en las instalaciones de la Rectoría. 

Ante los titulares de las diversas instituciones educativas, Benjamín Barajas Sánchez, director general del CCH; María Dolores Valle Martínez, directora general de la Escuela Nacional Preparatoria; María Isabel Rojas Ruiz, directora de Educación Media del IPN; y Adán Escobedo Robles, director general del Colegio de Bachilleres, así como directores de los planteles educativos del nivel medio superior, detalló que el grupo de coordinación interinstitucional permitirá el intercambio de información, además de que contará con la capacidad de decisión, discreción y confidencialidad necesarias para cumplir sus objetivos.

Al respecto, mencionó que los trabajos de este grupo se centrarán en aspectos como el registro de un censo de grupos identificados como generadores de violencia; la clasificación de grupos por agresividad y sus antagónicos, para elaborar un mapeo de riesgos; identificar zonas de influencia y reunión y generar una agenda de riesgos (aniversarios, fines de ciclo escolar, eventos deportivos).

Lo anterior, se señaló, con la finalidad de materializar acciones y resultados tangibles que permitan, con la coordinación y apoyo de las autoridades del Estado, la desarticulación y erradicación de los grupos de presión, de manera que se genere un ambiente propicio para el libre desarrollo de las actividades académicas, deportivas y culturales de las comunidades escolares. 

Para dar seguimiento a las acciones, el grupo programará reuniones cuatrimestrales con sede en cada institución educativa y sesiones extraordinarias según la agenda de riesgos.

KJ