www.capitalmexico.com.mx
Domingo 14 de Agosto 2022

Daniel “N” recibió sentencia de 50 años de prisión por secuestro agravado en Huejutla de Reyes, Hidalgo

 

Por el delito de secuestro agravado en Huejutla de Reyes, Hidalgo, Daniel “N” recibió sentencia condenatoria de 50 años de prisión.


Un Juez de Control dictó sentencia condenatoria de 50 años de prisión en contra de Daniel “N”, responsable del delito de secuestro agravado, luego de que el personal ministerial de la Unidad Especializada en el Combate al Secuestro de Hidalgo (UECS), acreditó la responsabilidad del inculpado en los hechos.

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH), informó que en mayo del 2019 en la comunidad de Santa Cruz, en Huejutla de Reyes, una persona de sexo masculino se encontraba trabajando en el campo en el momento en que fue privada de su libertad de manera violenta.

Luego de ello, la víctima fue trasladada a un inmueble donde permaneció mientras los plagiarios, realizaban llamadas a sus familiares, exigiendo el pago de un rescate.

Al tener conocimiento de ello a través de la denuncia, la representación social, inició las investigaciones necesarias y de manera paralela, un equipo multidisciplinario brindó atención a familiares y coordinó las negociaciones con los plagiarios.

Mientras esto ocurría, el agraviado logró liberarse de sus plagiarios y solicitó el apoyo de la policía municipal de Platón Sánchez, en el estado de Veracruz, quienes brindaron el apoyo.

Al continuar las indagatorias por parte de la UECS Hidalgo, se estableció la probable responsabilidad de Daniel “N”, por lo que se solicitó a la autoridad judicial la orden de aprehensión correspondiente.

Una vez concedido dicho mandamiento judicial, elementos de la División de investigación adscritos a la UECS ejecutaron la orden de aprehensión y el imputado quedó bajo la responsabilidad de un juez de control, quien con base en los datos de prueba aportados, dictó la vinculación a proceso.

Al agotarse todas las etapas del proceso penal, se obtuvo de un Tribunal de enjuiciamiento, dicha sentencia condenatoria de 50 años de prisión para el responsable quien además deberá pagar una multa y la reparación del daño.