www.capitalmexico.com.mx
Martes 16 de Agosto 2022

Eduardo Ramírez Aguilar pide realizar el Primer Parlamento de la Mujer Indígena

 

El propósito de este ejercicio parlamentario es escuchar las propuestas de las mujeres indígenas para contribuir a revertir la situación.


Para visibilizar y demostrar al pueblo de México, la violencia que se ejerce en contra de la mujer indígena, el senador Eduardo Ramírez Aguilar solicitó a la Mesa Directiva del Senado de la República, emitir el acuerdo para realizar el Primer Parlamento de la Mujer Indígena el próximo 4 de marzo, en el marco del Día Internacional de la Mujer.

El senador por Morena explicó que el propósito de este ejercicio parlamentario es escuchar las propuestas de las mujeres indígenas para contribuir a revertir la situación.

Desde la tribuna del Senado de la República, el legislador chiapaneco reconoció que este sector de la población aún enfrenta diversos tipos de violencia como son la física, la política y de exclusión.

“Si bien es cierto que las mujeres han conquistado derechos, su participación política, su participación en la sociedad, también es cierto que en nuestras comunidades más apartadas de nuestra República como son Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Michoacán, Puebla o Nayarit, entre otras, se enfrenta la violencia”.

“Yo vengo del estado de Chiapas y tampoco allá hay casos aislados o excepcionales. Existe una discriminación en contra de las mujeres indígenas, en contra de su participación política. Están a expensas del maltrato social con el que a veces se enfrentan en su propia comunidad”.

El también ex presidente de la Cámara de Senadores señaló que en este Primer Parlamento de la Mujer Indígena, se considera la participación de mujeres de diversas entidades de la República.

“Evidentemente Chiapas, no puede hacerse a un lado, estará presente con sus mujeres indígenas tzotziles, tojolabales, zoques, para que en este contexto podamos conocer como a veces son excluidas de su propia familia, como son entregadas en venta desde los 12 años para contraer matrimonios, como son excluidas de sus asambleas para no participar en decisiones públicas o en los cargos de elección popular”.