Emilia Clarke se sincera sobre sus problemas de salud

 

"Es extraordinario que pueda hablar", ha dicho con rotundidad Emilia Clarke en una aparición en Sunday Morning.


La actriz de ‘Juego de tronos’ sufrió dos aneurismas cerebrales mientras rodaba la famosa serie. Asegura que es un milagro que no tenga secuelas.

“Es extraordinario que pueda hablar”, ha dicho con rotundidad Emilia Clarke en una aparición en Sunday Morning. La actriz es mundialmente conocida por su papel en Juego de tronos, serie que le ha llevado a la fama y le ha permitido tener una sólida carrera en la interpretación. Pero una de sus épocas más duras la vivió precisamente mientras trabajaba en la ficción. Clarke sufrió dos aneurismas cerebrales, uno al final de la primera temporada y otro en la tercera, los cuales no le han dejado ninguna secuela, casi de manera milagrosa.

Aunque su estado de salud ya era conocido, la actriz no había hablado tan abiertamente como hasta ahora de lo grave que fue la situación. No solo tiene suerte de seguir con vida, también de poder hacerlo plenamente. 

La cantidad de mi cerebro que ya no se puede usar… Es extraordinario que pueda hablar y vivir mi vida con total normalidad sin absolutamente ninguna repercusión. Estoy en la muy, muy, muy pequeña minoría de personas que pueden sobrevivir a eso”, cuenta en Sunday Morning

El primero de los aneurismas sucedió en 2013, después de la primera temporada de Juego de tronos. La actriz acababa de finalizar su trabajo en la obra Desayuno con diamantes, que representaba en Broadway, y fue ingresada inmediatamente en el New York Presbyterian/Weill Cornell Medical Center de Nueva York donde recibió tratamiento. El segundo tuvo lugar después de la tercera entrega y requirió una operación quirúrgica. Fue un proceso de dolor físico, pero sobre todo emocional.Emilia Clarke habla públicamente sobre sus dos aneurismas y las cirugías cerebrales a las que se ha sometido

En 2019 desveló en una carta abierta publicada en The New Yorker cómo había sido la experiencia. Clarke se comparaba con Daenerys, su personaje en la serie de HBO, y aseguraba que tenía el aspecto de haber luchado una verdadera batalla tras su segunda operación. Afortunadamente, no tuvo secuelas aparentes. “Estaba, sobre todo, la preocupación constante por las pérdidas cognitivas o sensoriales. ¿Sería concentración? ¿Memoria? ¿Visión periférica? Ahora le digo a la gente que lo que me robó es el buen gusto en los hombres. Pero, por supuesto, nada de esto parecía ni remotamente gracioso en ese momento”.

Un aneurisma cerebral es algo lo suficientemente serio como para hacer que te replantees tu vida. En el caso de Emilia Clarke sivió para fundar SameYou, una organización que trabaja para mejorar el tratamiento de recuperación de aquellos que han sufrido lesiones cerebrales y accidentes cerebrovasculares. “Sé por experiencia personal que una lesión cerebral te cambia la vida”, dice la propia actriz en la página oficial de la asociación.