www.capitalmexico.com.mx
Jueves 19 de Mayo 2022

Erupción de un volcán submarino se siente en el Pacífico mexicano

 

Por el volcán submarino, México y Perú experimentan un leve aumento de las mareas y Chile alertó de un “tsunami menor” en la isla de Pascua.


La violenta erupción de un volcán submarino cerca de la isla de Tonga, en el sur del océano Pacífico, ha provocado un tsunami que ha golpeado las costas de esta nación insular y encendido las alarmas en otros países de la región y en el continente americano. “Olas de unos 1,2 metros han sido registradas en Nukualofa [la capital de Tonga, de unos 24.500 habitantes]”, ha informado en su cuenta de Twitter el Servicio Meteorológico de Australia. Las autoridades locales de Tonga, con unos 71.000 habitantes, no han informado de momento de que haya víctimas, mientras los medios locales alertan de que varias zonas del país permanecen incomunicadas.

Los efectos del volcán se sienten también en América. En México, la Secretaría de Marina advirtió de mareas altas en las costas de Manzanillo, Colima, y Zihuatanejo (Guerrero) donde ya se aprecian subidas de las mareas de entre un metro y un metro y medio de altura. Ecuador y Chile siguen muy de cerca la erupción y anunciaron un “pequeño tsunami” en la isla de Pascua. En Perú, la costa de Paracas ha visto cómo el mar se metía en el casco urbano y dañaba locales y viviendas anexas provocando la espantada de turistas que fueron advertidos de la alerta. La misma advertencia se escuchó en Estados Unidos: “Salgan de las playas, los puertos y marinas” de las costas desde California (oeste) hasta Alaska, dijo el Servicio Nacional del Clima de Estados Unidos, que predijo fuertes olas y corrientes e inundaciones costeras. Al mismo tiempo, en el archipiélago de Hawái, sobre el océano Pacífico, se reportaron “inundaciones menores” en las islas.

El volcán submarino Hunga-Tonga-Hunga-Ha’apai, ubicado a unos 65 kilómetros al norte de la isla tongana de Tongatapu, había registrado antes una erupción de unos ocho minutos alrededor de las 17.20 hora local y lanzado una enorme columna de ceniza a kilómetros de altura. La violenta explosión ha quedado registrada en las imágenes tomadas por varios satélites, según ha publicado el Servicio de Meteorología de la isla estadounidense de Hawái.

El feroz embate de las olas golpeó unos 15 minutos después las viviendas y edificios asentados en la primera línea de la costa norte de Tongatapu, según los vídeos publicados en las redes sociales por varios testigos, algunos de los cuales se refugiaban en el tejado de sus casas. Otra de las grabaciones muestra al menos a cinco personas, entre ellas algunos niños, guarecidas en una iglesia local justo cuando el agua comienza a golpear las ventanas del recinto religioso. Un conductor captó en su huida la súbita subida de las aguas, que iba destrozando muros y vallas, mientras otro coche trataba de evitar ser atrapado circulando marcha atrás. La emisora Radio New Zealand ha informado de escenas de pánico donde las personas trataban de huir a zonas del interior de la isla.

En México, el Centro de Alerta de Tsunamis de la Secretaría de Marina advirtió de mareas altas en las costas de Manzanillo, Colima, y Zihuatanejo, Guerrero. La Armada pidió precaución a embarcaciones, población y a prestadores de servicios que realizan actividades portuarias por la posible presencia de corrientes fuertes en los puertos nacionales. Alertó de que en Manzanillo la marea alcanza un metro y medio de altura, mientras que en Zihuatanejo es de un metro. Hubo un aumento similar de la marea en Salina Cruz (Oaxaca) y Puerto Chiapas. La marea subió menos de 30 centímetros en Baja California. La Marina, no obstante, descartó tsunamis. “Se continúa con la vigilancia del nivel del mar. Mantener precauciones para embarcaciones, población y actividades portuarias en la zona costera por la posible presencia de corrientes fuertes en los puertos nacionales”, fue toda la advertencia. En Chile, las autoridades anunciaron un “tsunami menor” en la isla de Pascua, y en Perú, la erupción afectó el muelle de Paracas, al sur de Lima, causando daños a locales y viviendas de la zona. Según informó Canal N, en la playa Lagunilla, las olas afectaron a restaurantes, mientras que en la zona de San Andrés diversas embarcaciones resultaron dañadas por el oleaje. Los bañistas que habían llegado al lugar tuvieron que abandonar la zona por seguridad, mientras que los comerciantes procedieron a cerrar sus tiendas.

El volcán Hunga-Tonga-Hunga-Ha’apai ya registró el viernes un aumento de su actividad, lo que disparó temporalmente otra alerta de tsunami, pero que no se tradujo en la subida de las aguas. Ante la emergencia actual, las autoridades de Tonga han pedido a toda la población permanecer alejada de las playas y líneas costeras hasta las 16.00 del domingo y el uso de mascarilla ante la lluvia de ceniza.

A diferencia de los tsunamis provocados por terremotos, donde las placas tectónicas descargan su fuerza y es improbable que se repita un segundo tsunami, el volcán podría volver a registrar una violenta erupción capaz de crear otra feroz marejada.

Además de en Tonga, los Estados insulares vecinos de Fiyi, Samoa y Vanuatu también emitieron una alerta de tsunami, que amenaza la costa de Nueva Zelanda, a más de 2.300 kilómetros de distancia del volcán, y Australia. Asimismo, la Oficina Nacional de Emergencia de Chile ha pedido a los ciudadanos que abandonen las playas del Archipiélago Juan Fernández, islas de San Félix, isla de Pascua y la Antártica Chilena “frente a la posibilidad de un tsunami menor en dichos sectores”. También el Centro Nacional de Alerta de Tsunamis de Ecuador emitió una advertencia. Mientras tanto, en el archipiélago de Hawái, sobre el océano Pacífico, fueron reportadas “inundaciones menores” en las islas. El impacto tuvo lugar a pesar de que la costa californiana está situada a casi 8.700 kilómetros de Tonga.

También las costas del Pacífico de Japón han sido golpeadas esta madrugada, lo que ha llevado a las autoridades niponas a emitir un aviso y a pedir la evacuación de miles de personas. La Agencia Meteorológica de Japón (JMA) prevé que las olas del tsunami puedan alcanzar los tres metros en el conjunto de islas Amami y Tokara (sudoeste) e Iwate (noreste), y hasta un metro en la costa este. La mayor altura registrada hasta el momento se observó en la isla de Amami Oshima poco antes de la medianoche, de 1,2 metros. Imágenes grabadas por los vecinos y compartidos en redes sociales han mostrado atascos en las carreteras locales de la ínsula en su camino para escapar hacia sitios elevados.

Más de 100 familias de dos poblados de la isla samoana de Savaii, al norte de Tonga, han sido evacuadas, según ha informado la Policía, mientras fotografías publicadas en las redes sociales muestran que las olas han golpeado parte de la isla Vanua Levu, en el noreste de Fiyi.

Las autoridades de Vanuatu llamaron a la “inmediata evacuación” de las áreas costeras debido a las fuertes corrientes y olas. “Se han observado olas de tsunami destructivas estimadas entre 1 y 2,5 metros en algunas de nuestras islas en Vanuatu. Se espera que las olas del tsunami sigan siendo posibles a lo largo de las costas de todas las islas de Vanuatu durante esta noche”, ha apuntado en un comunicado el Departamento Meteorológico y de Peligros Geológicos de Vanuatu al confirmar la llegada de olas en Port Vila y Litzlitz.

La Agencia neozelandesa para el Control de Emergencias ha indicado en Twitter que esperan “fuertes corrientes e inusuales marejadas impredecibles” en la costa norte y este de la isla Norte y las islas Chatham del país oceánico. El Servicio Meteorológico de Australia, tras descartar una alerta de tsunami durante horas, pronosticó que una gran ola podría golpear zonas costeras del este y sureste del país, desde el Estado de Queensland hasta la isla de Tasmania.