WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Sábado 22 de Febrero 2020
| | |

La India recomienda homeopatía para combatir el coronavirus

unnamed

unnamed

29 de Enero 2020

De momento, La India no se encuentra entre los países en los que se han detectado casos de esta enfermedad, pero está claro que no es porque hayan usado estas medidas como contención.

Las autoridades sanitarias de los gobiernos de buena parte del globo están dando a conocer a sus ciudadanos las medidas necesarias para evitar el posible contagio de la enfermedad surgida en China, el coronavirus.

 

Es el caso de La India, cuyo gobierno ha lanzado un aviso con algunas directrices a seguir. Entre ellas se encuentran algunas como lavar las manos con regularidad, no acercar las manos sin lavar a la boca, la nariz o los ojos o usar mascarilla. Hasta aquí todo bien. De hecho, son las precauciones generales que todos deberíamos seguir para prevenir en la medida de lo posible el contagio. Sin embargo, la lista de consejos es mucho más larga, aunque, dada su eficacia, el resto de recomendaciones se las podrían ahorrar. Y es que, entre otras, se puede leer sugerencias como tomar homeopatía o recurrir al consumo de ciertos “remedios”, procedentes de la medicina ayurvédica y unani. Esto no solo es inútil, sino que puede suponer un riesgo, si alguien sospecha estar enfermo y cree que de este modo podrá ponerle freno a la enfermedad. Ahora bien, ¿en qué consisten exactamente esos dos términos?

 

Medicina tradicional india

La medicina tradicional india, también conocida como ayurveda, es aquella que defiende que los problemas de salud son en realidad el desequilibrio entre los tres doshas: aire, bilis y flema. A su vez, considera que todo el cuerpo está controlado por 24 principios cósmicos, bautizados como tattuás.

Por otro lado, bebe de la medicina unani; que, a pesar de tener su origen en la medicina griega proclamada por Hipócrates y Galeno, con los años ha sido tomada en otros países, entre los que se encuentra La India.

Ambas recurren con regularidad a las plantas medicinales, algo típico también en otras culturas, como la china. Estas a menudo sí que tienen principios activos con potencial farmacológico, pero requieren ser procesados en un laboratorio y, por supuesto, ser pautados por un médico. La medicina occidental a menudo se basa en sustancias obtenidas de estas plantas medicinales, pero siempre siguiendo las evidencias científicas actuales.

 

Por eso, ni la medicina ayurveda, ni la unani, ni la homeopatía tienen nada que hacer contra el coronavirus, ni para su tratamiento ni para su prevención. De momento, La India no se encuentra entre los países en los que se han detectado casos de esta enfermedad, pero está claro que no es porque hayan usado estas medidas como contención.

Tampoco antibióticos

Cuando el coronavirus comenzó a expandirse desde Wuhan hacia el resto de China, las existencias de mascarillas en los comercios físicos y online del país asiático cayeron en picado, debido a la insistencia de la población en mantenerse protegida.

Es algo lógico, pues evita a quienes están enfermos respirar las gotitas emitidas por los enfermos y a los que sospechan estar infectados les ayuda a no esparcir el virus.

Sin embargo, también aumentaron muchísimo las ventas de antibióticos y esto sí que es un resultado preocupante. Por un lado, porque la automedicación referente a estos fármacos concretos es muy peligrosa y, por otro, porque no hay duda de que no tienen ninguna eficacia contra el coronavirus. Los antibióticos solo pueden combatir las bacterias, por lo que no hay nada que puedan hacer contra una enfermedad vírica. El único resultado sería echar más leña al fuego de las resistencias a antibióticos, un claro problema de salud pública a nivel mundial que ya ha matado a muchas más personas que el 2019-nCoV.

Por eso, ante posibles situaciones de alerta, el primer paso es evitar el contacto con personas sospechosas de padecer la enfermedad y, el segundo, usar las primeras medidas recomendadas desde La India: higiene y mascarillas, básicamente. Todo lo demás es perder el tiempo, el dinero y puede que también la salud.

Más notas sobre