www.capitalmexico.com.mx
Sábado 02 de Julio 2022

Moody’s prevé crecimiento de PIB de México a 1.8%

 

Las débiles perspectivas de inversión y el crecimiento limitado de la productividad limitarán el potencial de crecimiento de México en su PIB


La agencia calificadora Moody’s Investors Service mejoró las perspectivas de crecimiento económico para México y estima que en 2022 el Producto Interno Bruto (PIB) aumente 1.8 por ciento, por arriba de la previsión anterior de 1.1 por ciento y para 2023 se estima un 2 por ciento.

Según la calificadora, esta mejora en las perspectivas económicas para 2022 se debe a mejores datos de lo esperado, el aumento en la actividad del sector de servicios y a la expectativa de que en este sector continúe la recuperación en el trimestre actual.

Sin embargo, apuntó la calificadora, los desafíos de la inflación están mermando el poder adquisitivo de los hogares y las interrupciones en la cadena de suministro resultantes de los cierres de China limitarán la fabricación.

Asimismo, abundó que la débil demanda interna, las débiles perspectivas de inversión y el crecimiento limitado de la productividad limitarán el potencial de crecimiento de México en el mediano plazo.

“Esperamos que la recuperación en el sector de servicios continúe en el trimestre actual. Sin embargo, los desafíos de la inflación están mermando el poder adquisitivo de los hogares y las interrupciones en la cadena de suministro resultantes de los cierres de China limitarán la manufactura”, abundó en un reporte a inversionistas.

México fue el único, entre la veintena de países que en conjunto representa 85 por ciento de la economía mundial, que tuvo una revisión al alza en sus estimados, siete pasaron por recortes y el resto se mantuvo sin cambios.

En suma, Moody’s rebajó de 3.6 a 3.1 por ciento sus perspectivas de crecimiento para el G20.

“Los principales impulsores de la desaceleración de la economía son los continuos shocks de oferta que están avivando la inflación y erosionando el poder adquisitivo de los consumidores, así como un cambio hacia una política monetaria más agresiva a nivel mundial, acompañado por la volatilidad de los mercados financieros, la revalorización de los activos y condiciones crediticias más estrictas”, explicó.

El principal socio comercial de México, Estados Unidos, tuvo una rebaja en los estimados de Moody’s. Pasó de 3.7 a 2.8 por ciento para este año; para el próximo la previsión se redujo de 2.5 a 2.3 por ciento.

El ajuste refleja el “desempeño de crecimiento mediocre en el primer trimestre y una normalización más rápida del consumo privado y la inversión empresarial, a medida que madura el ciclo económico”.