WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Sábado 08 de Agosto 2020
| | |

Murió Alan Parker, director de ‘Fama’, ‘Evita’ y ‘El expreso de medianoche'

Tenía 76 años y padecía una larga enfermedad. Dirigió películas como

Tenía 76 años y padecía una larga enfermedad. Dirigió películas como "Evita", "The Wall", "Expreso de Media Noche" y "Bugsy Malone", y fue nominado dos veces a los premios Oscar

31 de Julio 2020

Tenía 76 años y padecía una larga enfermedad, fue nominado dos veces a los premios Oscar

El director de cine británico Alan Parker, autor de clásicos como El expreso de medianoche, Evita o Fama, ha muerto a los 76 años, según informó hoy viernes una portavoz del cineasta. La fuente explicó en un comunicado enviado en nombre de la familia que Parker falleció “tras una larga enfermedad”. El cineasta había sido nominado en dos ocasiones al Oscar a la mejor dirección, por El expreso de medianoche y Arde Mississippi.

El creador nació en Islington, en Londres, en 1944. Empezó su carrera audiovisual con anuncios publicitarios, pero siempre quiso llegar a la gran pantalla, según recoge The Guardian. Lo consiguió por primera vez con Bugsy Malone, nieto de Al Capone, en 1976. Después confesaría al mismo diario británico que se trataba de “una idea ridícula que en realidad no debió realizarse”. Aun así, la película le sirvió para llamar la atención de Hollywood, hasta el punto de que le encargaron filmar el guion que Oliver Stone había escrito para El expreso de medianoche. A partir de ahí su carrera despegó, con filmes como Fama, Birdy, Arde Mississippi, Los Commitments, Evita y la adaptación a la gran pantalla de la célebre novela de Frank McCourt Las cenizas de Ángela.

 

 

Parker nació en una familia de clase trabajadora en Islington, al norte de Londres. No tuvo un particular acercamiento al mundo del cine en su niñez, y en su último año de escuela se enfocó en ciencias. Dejó la escuela a los 18 años para trabajar en publicidad.

Tras conseguir su primer empleo en el sector, se dio cuenta de que lo que más le gustaba era escribir. Pronto se convirtió en redactor de anuncios comerciales. Trabajó en varias agencias publicitarias, entre ellas, Collett Dickenson Pearce, donde conoció a David Puttnam y Alan Marshall, que luego serían productores de muchas de sus películas. Puttnam lo impulsó a escribir su primer guión cinematográfico, Melody, en 1971.

En 1976, Parker escribió y dirigió su primer gran éxito, Bugsy Malone, una parodia de las primeras películas de gángsters y de los musicales americanos, pero con actores menores de edad. La película recibió ocho nominaciones a los premios de la Academia Británica y cinco estatuillas, incluidos dos BAFTA para Jodie Foster.

La consagración le llegó dos años más tarde, con Midnight Express (“Expreso de Media Noche”). Basada en la historia de Billy Hayes, que fue encarcelado y se fugó de una prisión turca por tratar de sacar marihuana de contrabando. El guión fue escrito por Oliver Stone, que ganó el Oscar a mejor guionista. La música fue compuesta por Giorgio Moroder, que también recibió un premio de la Academia a la mejor banda sonora.

Parker pasó a lo largo de su carrera por diferentes temas y géneros. Dispara a la Luna fue un drama familiar, Corazón de Ángel un thriller oculto y Mississippi Burning un poderoso drama de derechos civiles que fue nominado a siete premios de la Academia. Parker fue también un notable director de musicales, un género que abrazó y expandió.

El primero fue Fama (1980), que muestra la vida de ocho estudiantes a través de sus años en la Escuela Superior de Artes Escénicas de la ciudad de Nueva York. Fue un filme muy taquillero, del que surgió una serie televisiva.

En 1982 estrenó The Wall, una película icónica y experimental basada en el álbum doble del mismo nombre publicado en 1979 por Pink Floyd, una de las más exitosas bandas de rock inglesas de la historia.

Mientras que en 1996 dirigió otro musical, Evita, de Andrew Lloyd Webber, protagonizada por Madonna, Antonio Banderas y Jonathan Pryce. Evita fue nominada a cinco premios de la Academia, ganando el premio a la mejor canción original, que fue cantada por Madonna.

David Puttnam dijo de Parker: “Era mi amigo más antiguo y cercano, siempre me asombró su talento. Mi vida, y la de muchos otros que lo amaron y respetaron nunca será la misma”. Le sobreviven su esposa Lisa Moran-Parker, sus hijos Lucy, Alexander, Jake, Nathan y Henry, y siete nietos.

Con información de AP

Más notas sobre