www.capitalmexico.com.mx
Sábado 28 de Mayo 2022

Pruebas patito de Covid-19 afecta la salud y la economía de la población: Martín Padilla

 

El diputado José Martín Padilla dice que las pruebas patito de Covid-19 afecta la salud y la economía de la población.


Ante la preocupación de que se esté gestando un mercado negro de laboratorios Patito instalados en casas particulares o en carpas en lugares públicos para hacer pruebas de Covid-19, el diputado José Martín Padilla Sánchez solicitó a las autoridades de salud capitalinas y federales implementar acciones para verificar que cumplan con las normas sanitarias y cuenten con estándares de calidad requeridos por las dependencias correspondientes.

La Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) deben realicen inspecciones en sitio para verificar que las pruebas que se realizan cumplan con las normas sanitarias y constaten que no se abuse en los precios, con el fin de identificar y sancionar a quienes estén fuera de la ley y, más importante aún, evitar afectaciones a la salud y a la economía de las personas y las familias capitalinas, reforzó.

El vicecoordinador de Asociación Verde Juntos por la Ciudad del Congreso capitalino señaló que “es preocupante que, ante el desorden, se podría estar gestando un mercado negro de laboratorios patito instalados en casas particulares o en carpas en lugares públicos para hacer pruebas rápidas de antígenos o hasta pruebas moleculares PCR a “precios accesibles”, sin cumplir con las normas sanitarias y aprovechándose de la necesidad de la gente que necesita hacerse una prueba por el bien de su salud particular y la de sus contactos cercanos”.

Al respecto, subrayó, en los últimos días se han registrado casos de pruebas apócrifas o patito que no cumplen con la ley y situaciones en las que algunos locales elevan los costos de manera desproporcionada.

Puntualizó que, en particular, se han detectado ofertas de empresas en páginas de Internet en donde los costos llegan hasta los 3 mil pesos por realizar una prueba de COVID-19, lo que refleja falta de sensibilidad y solidaridad ante la población que más lo necesita.

Asimismo, la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, a través de la Agencia de Protección Sanitaria, identificó diversos servicios de pruebas de detección de COVID-19 ofrecidas en redes sociales que no están autorizadas por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), e invitó a la población a evitar acudir a estos servicios, pues puede representar un riesgo para la salud, ya que sus resultados no son confiables y pueden derivar falsos negativos que sigan propagando la enfermedad sin saberlo, recordó.

Entre las marcas detectadas se encuentran: Realy Novel Coronavirus, Antigen Rapid Test Cassette (Swab), Kit de detección de antígenos (Antígeno/fronto nasal), prueba rápida de antígenos SARS-COV-2 lgG/lgM Rapid Test, y Fastep: Covid-19 lgG/ lgM Rapid Test Device. Vivadiag: SARS-COV-2 AG Saliva Rapid Test, Hotgen Covid-19 Antigen Schnelltest VE y One Step Test For Sars-Cov-2 Antigen, precisó el legislador por la Alcaldía Miguel Hidalgo.

Refirió que como producto del aumento de casos a consecuencia de la variante Ómicron, en las primeras semanas de 2022 se ha registrado un aumento de la demanda de pruebas de COVID-19 en instituciones públicas y al mismo tiempo, ha crecido la oferta en laboratorios, hospitales privados e incluso, se han habilitado locales y carpas operadas por empresas particulares en lugares públicos de diversas Alcaldías de la Ciudad de México.

El diputado Martín Padilla consideró que la suma de esfuerzos por parte de la iniciativa privada es necesaria y loable, siempre y cuando el servicio se realice cumpliendo con las normas sanitarias establecidas y el costo de las pruebas se encuentre dentro de un margen aceptable, para evitar afectaciones a la salud y a la economía de las personas en un contexto de necesidad.