www.capitalmexico.com.mx
Domingo 03 de Julio 2022

Ucrania condena a un ruso en el primer juicio de la guerra

 

El soldado declaró que había disparado a Oleksandr Shelipov en Ucrania tras recibir una orden de hacerlo de sus mandos.


KIEV, Ucrania (AP) — Una corte ucraniana condenó el lunes a cadena perpetua a un soldado ruso de 21 años por matar a un civil, en el primer juicio por crímenes de guerra celebrado desde que comenzó la invasión rusa hace tres meses.

El sargento Vadim Shishimarin se declaró culpable de disparar en la cabeza a un hombre de 62 años en un poblado en la región nororiental de Sumy, en los primeros días del conflicto.

Declaró que había disparado a Oleksandr Shelipov tras recibir una orden de hacerlo. Dijo a la corte que un oficial había insistido en que el hombre, que hablaba por su celular, podría indicar su posición a fuerzas ucranianas.

La fiscalía ucraniana investiga miles de posibles crímenes de guerra, mientras crece la presión internacional porque Rusia responda por su invasión. Las fuerzas rusas bombardearon un teatro donde se refugiaban civiles y atacaron un hospital de maternidad. Tras la retirada rusa de localidades a las afueras de Kiev hace una semanas se encontraron fosas comunas y cadáveres en las calles de poblaciones como Bucha.

Los efectos de la guerra también se han hecho sentir fuera de Ucrania, al impulsar más aún los precios de la energía y el combustible. Naciones Unidas dijo que el conflicto ha ayudado a elevar el número de desplazados en todo el mundo a su nivel más alto registrado, con más de 100 millones de personas expulsadas de sus hogares en todo el mundo.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, pidió el lunes sanciones “máximas” contra Rusia en un discurso a distancia ante el Foro Económico Mundial, una reunión anual de ejecutivos, enviados gubernamentales y otras personas influyentes en Davos, Suiza.

El presidente afirmó que las sanciones deben ir más allá para detener la agresión rusa e incluir un embargo al petróleo, el bloqueo de todos sus bancos y un aislamiento comercial completo de Rusia.

Zelenskyy dijo que su país ha frenado los avances rusos y que el valor de su pueblo ha inspirado una unidad sin precedentes del mundo diplomático.

Sobre el terreno, las fuerzas rusas redoblaron sus ataques en el corazón industrial en el este de Ucrania, el Donbás, donde ahora se centran los combates. Fuerzas ucranianas y rusas pelean pueblo a pueblo, mientras la violencia hace huir a la población.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el primer ministro de Japón, Fumio Kishida, condenaron desde Tokio la invasión rusa en Ucrania. En días anteriores de su gira por Asia, Biden firmó una legislación para conceder a Ucrania otros 40.000 millones de dólares en ayuda estadounidense para defenderse del ataque ruso.

El apoyo occidental, tanto financiero como militar, ha sido clave para la defensa de Ucrania y ayudado a sus fuerzas, superadas en número y potencia de fuego, a repeler el intento ruso de tomar la capital, Kiev, y frenar los avances de Moscú en otros lugares. Ante esos reveses, Moscú se ha fijado objetivos más limitados en Ucrania y ahora se centra en ampliar el territorio que controlan desde 2014 los separatistas con apoyo ruso.

Las fuerzas ucranianas se atrincheraban en la ciudad oriental de Sievierodonetsk, la ciudad más importante bajo control ucraniano en la provincia de Luhansk, que forma parte del Donbás. El gobernador, Serhii Haidai, acusó a las fuerzas rusas de “intentar destruir la ciudad de forma deliberada (…) con una estrategia de tierra quemada”.

Haidai dijo que los combatientes rusos habían ocupado varias poblaciones en Luhansk tras 24 horas de ataques indiscriminadas y acumulaban fuerzas y armamento allí tras recibir refuerzos desde Járkiv, en el noroeste, Mariúpol, en el sur, y desde el interior de Rusia.

El ejército ucraniano dijo que las fuerzas rusas no habían tenido éxito en su ofensiva sobre Oleksandrivka, un poblado a las afueras de la ciudad.

El parlamento ucraniano aprobó el domingo aprobó la ley marcial y movilizó sus fuerzas armadas por tercera ocasión, hasta el 23 de agosto. Las autoridades ucranianas no han dado mucha información sobre sus bajas desde que comenzó la guerra, aunque Zelenskyy dijo el domingo que en el este morían de 50 a 100 combatientes ucranianos, aparentemente al día.

El conflicto no se limita al este de Ucrania. El lunes por la mañana se oyeron fuertes explosiones en Korosten, unos 160 kilómetros (100 millas) al oeste de Kiev, según el vicealcalde de la ciudad. Era el tercer día seguido de aparentes ataques en el distrito de Zhyotmyr, según agencias ucranianas de noticias.

Becatoros reportó desde Donetsk. Los periodistas de Associated Press Yuras Karmanau en Leópolis, Andrea Rosa en Járkiv y otros trabajadores de AP en todo el mundo contribuyeron a este despacho.