WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Viernes 28 de Febrero 2020
| | |

Por primera vez una mujer dirigirá el Instituto de Ingeniería de la UNAM

rramirezz

rramirezz

13 de Febrero 2020

Rosa es ingeniera química por la Facultad de Química de la UNAM, además, maestra en Ingeniería Sanitaria por el Escuela Nacional de Salud Pública de Rennes, Francia, así como doctora en Ciencias Químicas aplicadas al Tratamiento de Aguas por la Universidad de Rennes l.

La ingeniera Rosa María Ramírez Zamora se convierte en la primer mujer en dirigir el Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Al darle posesión del cargo, el coordinador de la Investigación CientíficaWilliam Lee, destacó dos temas relevantes para este periodo: la necesidad de aprovechar las capacidades de manera transversal y multidisciplinaria, e incursionar en áreas de ingeniería moderna, que el Instituto no ha desarrollado a profundidad, “pero que podrían tener un enorme impacto a nivel nacional en áreas como inteligencia artificial, materiales y medio ambiente”.

 

Rosa es ingeniera química por la Facultad de Química de la UNAM, además, maestra en Ingeniería Sanitaria por el Escuela Nacional de Salud Pública de RennesFrancia, así como doctora en Ciencias Químicas aplicadas al Tratamiento de Aguas por la Universidad de Rennes l.

 

“Es un honor y un gran reto ser la primera mujer que representa la Dirección del Instituto, con tantas personalidades para hacer cosas muy grandes. Mi designación marcará un hito en la historia de esta entidad, pues lo que cuenta son las capacidades, la trayectoria y la propuesta de un buen plan de trabajo”, señaló Ramírez Zamora.

 

En su oportunidad, Rosa planteó la importancia de tener un consejo directivo que ofrezca pautas a seguir en las líneas de investigación. Además, resaltó la importancia de la participación de expertos nacionales e internacionales de las áreas académicas, empresarial y gubernamental para delimitar el rumbo de las investigaciones que desarrollarán los jóvenes, quienes a su vez propondrán nuevas líneas en busca del progreso de proyectos complejos, como las ciudades inteligentes.

 

“Tenemos mucho para dar no sólo en beneficio de nuestros académicos, sino de los alumnos; no podemos permitir que vengan estudiantes extranjeros con mayores competencias y que los nuestros no puedan competir con ellos. Es una labor sólida encaminada a la formación de recursos humanos, donde el uso de tecnologías enriquecerá a nuestra comunidad, al igual que la utilización de infraestructura y centros que podemos aprovechar a través de alianzas”, afirmó.

Más notas sobre