Lunes 24 de Junio 2019
| | |

Piden a López Obrador implementar Plan DN-III-E por emergencia ambiental

STAFF CAPITAL

STAFF CAPITAL

16 de Mayo 2019


México, 16 May (Notimex).- Organizaciones no gubernamentales exhortaron al presidente Andrés Manuel López Obrador a declarar estado de emergencia ambiental en el país y ordenar la puesta en marcha del Plan DN-III-E.

Lo anterior para que el Ejército y la Fuerza Aérea mexicanos apoyen a las autoridades civiles de los tres niveles de gobierno en la extinción de los más de 70 incendios que siguen activos en diversos estados del país.

El Plan aplica perfectamente ante la situación que se vive en más de 20 estados del país, entre los que destacan Guerrero, de México, Puebla, Michoacán y Jalisco, consideraron las organizaciones Greenpeace México, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental y El Poder del Consumidor.

Lo que está en riesgo no es sólo el medio ambiente sino particularmente la salud, la calidad de vida y la vida misma de las personas, subrayaron en un comunicado. 

Urgieron a los tres niveles actuar de manera coordinada y establecer una comunicación adecuada para atender esta situación de la mejor manera posible y de forma inmediata.

Recordaron que el Plan DN-III-E fue establecido por la Secretaría de la Defensa Nacional para apoyar y auxiliar a la sociedad civil en situaciones de desastre ya sean de origen natural o humano. 

Mencionaron que aunque es difícil apuntar a un incendio y decir que el cambio climático lo ha provocado, existe un amplio consenso científico de que el calentamiento global traerá condiciones más cálidas y secas en gran parte del país, creando las condiciones propicias para eventos de incendios más extremos.

Esto, combinado con décadas de tala inmoderada, construcción de carreteras y falta de presupuestos adecuados para invertir en prevención de incendios, dejan a los bosques en una situación de vulnerabilidad tal que ocasiona lo que hoy se ve en el país.

Es fundamental, destacaron, que la extinción de los incendios que azotan al país se combine con políticas de mediano y largo plazo que prioricen la conservación de  los bosques naturales e impulse la transición hacia fuentes de energía renovables para evitar los peores impactos del cambio climático.

– Fin de nota –

NTX/JRR/MAG