Capital México
PUBLICIDAD
Miércoles 16 de Enero 2019

Miércoles 16 de Enero 2019

UnidadInvestigación
| | |

Gasolinazo en 2018, suavecito

La infraestructura es de Petróleos Mexicanos. Foto: Cuartoscuro Foto Capital Media
|
30 de Noviembre 2017
|
A partir de hoy, cada gasolinería fija el precio al público

Este jueves 30 de noviembre, México tendrá por completo liberado el precio de las gasolinas, cada litro ya no estará sujeto a los valores establecidos por la Comisión Reguladora de Energía (CRE), así que cada expendedor tendrá la libertad de decidir el costo final al público.

Lo que supondría el inicio de “una batalla de precios” entre las 26 marcas que compiten por clientes, no traerá descuentos significativos si la infraestructura y la distribución de gasolinas siguen siendo un negocio exclusivo de Petróleos Mexicanos (Pemex).

“Mientras sólo sea la infraestructura de Pemex y la gasolina de Pemex, es muy difícil competir, porque sí serán descuentos de 10 centavos por acá, 15 centavos por allá, el boleto para ir al cine, programas de lealtad, mientras no vengan las inversiones fuertes, que ya son privadas, no se va a ver la diferencia de precio”, refirió a CAPITALMEDIA, Lorenzo Meyer, director de Vinculación de la CRE.

La Reforma Energética ha dotado de herramientas a los privados para que importen, almacenen y distribuyan su propio combustible, y dejarlos participar en toda la cadena de valor que estuvo bajo el dominio de la petrolera nacional por 80 años.

Sin embargo, por ley el uso de la infraestructura que Pemex debe arrendarles para importar y llevar el combustible aún no se concreta, los ductos transportadores son insuficientes, por lo que todas las nuevas gasolineras continuarán comprando el hidrocarburo a la empresa del Estado.

Por ello, los empresarios ya comprometieron una inversión de 17.9 mil millones de dólares en infraestructura de petrolíferos; 2.4 mil millones irán a poliductos, en transporte por ferrocarril se estiman 1.5 mil, en almacenamiento y distribución de gasolinas y diésel se cuentan 2 mil millones y en estaciones de servicio 12 mil millones de dólares.

Este panorama prometedor sería real al menos hasta 2019.

“Se va a tardar unos dos o tres años en que esto se empiece a materializar, tenemos poca infraestructura que baje los costos, lo que vale ahorita (cada litro) está dado por la importación, se trae por tren, por camiones que son medios mucho más caros, que los de gran escala (buques y ductos)”, explicó Rodrigo Favela, organizador de Energy México 2018.

Con la última fase de la liberación que empezó en marzo pasado, las 23 entidades al centro y sur del país restantes tendrán rangos de precio basados en el movimiento del mercado; es decir, el monto en que se eleve o disminuya el precio del barril de petróleo texano, el tipo de cambio y el costo de llevar el insumo a cada estación.

Los gasolineros prevén que esta apertura tenga variaciones marginales, ya que las tres fases anteriores de liberalización han mantenido estables los valores.

“No vemos que vaya a haber una gran diferencia a lo que se viene manejando, va a ser similar, un precio razonable, con poca variación marginal en el mercado, esto no significa que vaya a aumentar el precio”, declaró Roberto Díaz de León, presidente de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo).

De acuerdo con los últimos registros de la CRE, en Sonora y Baja California, donde se liberó primero el mercado, de marzo a octubre la magna se ha elevado en promedio 1.65 por ciento, ha costado 0.26 centavos más cara, la premium lo ha hecho en 1.19 puntos, un incremento de 0.21 centavos y el diésel ha ganado 0.70 unidades, es decir 0.12 centavos.

La segunda zona liberada que involucró a Baja California Sur, Durango y Sinaloa registró aumentos mayores, la Magna se elevó 3.16 por ciento, esto significa 0.47 centavos extra, la Premium subió 3.01 unidades, 0.51 centavos de más, y el diésel incrementó 2.15 puntos porcentuales, unos 0.36 centavos por litro extra.

Para el funcionario de la CRE, los precios libres de la zona centro se verán más beneficiados porque la infraestructura es mayor, aunque eso no significa que sea suficiente para una demanda que crecerá 27.5 por ciento entre 2017 y 2030.

“Yo no me atrevería a dar un número (variación de precios), aquí (zona centro) es donde está la infraestructura de ductos más grande de Pemex que viene del Golfo. Hay nuevos proyectos de ductos que están llegando, pero la verdad es que seguimos teniendo un problema de falta de infraestructura para importar, almacenar y transportar”, acotó a este medio.

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Ejército destruye 939 tomas de “huachicol” [Leer más]

Equipo de transición afina proyectos de energía [Leer más]

Lozoya se ampara contra investigaciones de PGR [Leer más]

Frenan sanción a Pemex por magna de “segunda” [Leer más]

Recomendados