Miércoles 17 de Julio 2019
| | |

El Rey Félix sabe que es su último año pero está animado

AP Photo,Jugadores de los Marineros de Seattle calientan durante un entrenamiento de pretemporada el martes 12 de febrero del 2019, en Peoria, Arizona. (AP Foto/Charlie Riedel)

AP Photo,Jugadores de los Marineros de Seattle calientan durante un entrenamiento de pretemporada el martes 12 de febrero del 2019, en Peoria, Arizona. (AP Foto/Charlie Riedel)

15 de Febrero 2019


PEORIA, Arizona, EE.UU. (AP) — Día tras día, durante varios años, Félix Hernández ha pasado por enormes fotos suyas y de Randy Johnson — los únicos lanzadores de los Marineros de Seattle que han ganado el premio Cy Young — colgadas en el pasillo que conduce a su camerino en el complejo de entrenamiento de pretemporada.

Este podría ser el último año que el “Rey Félix” pase por allí, y lo hará con una meta más grande como motivación.

“Sé que este es mi último año, pero no me siento acabado”, dijo el venezolano de 33 años el martes, tras el primer entrenamiento de los Marineros. “Creo que aún soy capaz de hacer cosas buenas, y lo que me anima es el Salón de la Fama. Es algo de gran importancia. Edgar (Martínez) acabar de entrar al Salón de la Fama. Ya veremos”.

Hernández, con 168 victorias y efectividad de 3.34 en su carrera, busca revertir un pronunciado declive al iniciar la última campaña de un contrato de siete años y por el cual cobrará un salario de 27 millones de dólares.

La velocidad promedio de su recta se derrumbó a 90.4 mph, la más baja de su carrera, la pasada temporada, según el cálculo de Fangraphs. Su efectividad se disparó a 5.55 en 29 salidas, la más alta de su carrera. Pasó un corto periodo en el bullpen y cumplió su única actuación como relevista de su carrera, una decisión que no le gustó.

Pero al iniciar la pretemporada, Hernández aún cuenta con un turno en la rotación abridora, aunque ya no es el número uno.

“No me importa lo que pasó en la temporada pasada”, dijo. “Este es un nuevo año. Vine aquí listo para jugar. Veremos qué pasa”.

Yusei Kikuchi, Mike Leake y Marco Gonzáles son los tres mejores en la rotación de los Marineros, y el zurdo Wade LeBlanc lanzó bien la temporada pasada. Justus Sheffield fue adquirido en el canje de James Paxton a los Yanquis, pero es probable que el prospecto comience la temporada en las menores.

Hernández procurará recuperarse de una segunda mitad en la que su marca fue de 0-7 con una efectividad de 6.44 en sus últimos 10 partidos. Su porcentaje de strikes en los que hizo abanicar al bateador fue el más bajo de su carrera, y el contacto de los rivales a lanzamientos en la zona de strike fue el más alto de su carrera.

“Le ha tocado pasarla mal en los últimos años. Vamos a ver que se verá ahora”, dijo el manager de Seattle Scott Servais. “Félix es alguien competitivo. Es un jugador con mucho orgullo, al igual que muchos jugadores veteranos. Quiere volver a hacer lo suyo. Vamos a dejarle que lo intente”.

Con menos velocidad, Hernández ha tenido que hacer cambios. Comenzó los cambios sutiles en la temporada pasada, cuando lanzó 27,9% con curvas, el porcentaje más alto de curvas de su carrera. Duplicó lo que hacía pasaba la guillotina a los bateadores con una velocidad de 96-98 mph.

“Tienes que seguir haciendo ajustes incluso cuando llegas a la cima, y ciertamente Félix ha estado en la cima antes”, dijo Servais. “Pero las cosas evolucionan y cambian, y tienes que ser abierto, abierto a la información, abierto a la planificación de juego, abierto a quizás ajustar tu repertorio un poquito”.

Hernández ha dependido de una recta bajita, y una zona de strike visiblemente más alta en las últimas temporadas podría haber tenido algo que ver con la falta de éxito de Hernández, dijo el nuevo coach de lanzadores Paul Davis

“Siempre ha sido más del sinker, así que con la zona de strike más alta, no va con el fuerte que tenía ni con lo que podía usar”, dijo Davis. “Y con menos velocidad, lo hace un poquito más difícil. No quiere decir que uno no pude tener éxito”.

Hernández no entró en detalles sobre los cambios que podría hacer, diciendo: “Solo quiero hacer todo lo posible para que este club sea mejor”.

Hernández es uno de los pocos jugadores veteranos que regresaron hace un año cuando Seattle ganó 89 partidos. Robinson Canó, Jean Segura, Edwin Díaz y Paxton, todos jugadores con la credencial de “All-Star”, fueron canjeados, al igual que el receptor Mike Zunino. Y el bateador designado Nelson Cruz se fue como agente libre.

“Fue una pretemporada loca”, dijo Hernández.

Algunas voces apuntan a que esta es una temporada en que los Marineros están dando un paso atrás, pero Hernández sigue con los ánimos en alto de cara a su 13ra campaña y con la eterna ambición de actuar por primera vez en los playoffs.

“Sé que va a ser difícil, pero hay bastante talento en este club”, dijo.