Viernes 23 de Agosto 2019
| | |

Cerca de 115 niños podrían entrar a programa del SIPINNA

Foto Especial

Foto Especial

12 de Abril 2019


Saltillo, Coahuila / 12 de Abril de 2019

Por: Paloma Gatica

Tras realizar un censo en los centros penitenciarios de Coahuila, alrededor de 115 niños podrían ser incluidos en el Programa para Garantizar los Derechos de hijos de madres privadas de la libertad, así lo dio a conocer María Teresa Araiza Llaguno, Secretaria Ejecutiva del Sistema de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes (SIPINNA) en Coahuila.

De acuerdo con Araiza Llaguno, el censo se realizó entre mujeres que han manifestado vulneración a sus derechos y los de sus hijos; en Saltillo se han detectado a 80 menores con alguna situación complicada y 25 están en la Laguna, por lo que ambas regiones son las que encabezan las población con mayor número de niños vulnerados.

De acuerdo al registro, la funcionaria dijo que “ya tenemos la parte de Saltillo cubierta, estamos analizando la información que nos dio el Instituto de la Mujer; llegando de la semana Santa vamos a tener una reunión interinstitucional para el apoyo.

Y me parece que también en esta semana vamos a completar lo de Piedras Negras con el apoyo del Instituto Municipal de la Mujer, aproximadamente ellos tienen entre 11 y 12 listados que se concentran mayormente en la parte de Saltillo y en la parte de la Laguna”, detalló.

Araiza compartió que los trabajos se realizan en coordinación con el Instituto de la Mujer, el DIF Coahuila, la Secretaría de Salud, la Secretaría de Gobierno, Secretaría de Seguridad y la SIPINNA, quienes en esta primera etapa ya tienen un primer diagnóstico para conocer en qué situación viven los menores.

Ahorita nosotros tenemos el diagnóstico por escrito y la mayoría están con parientes cercanos y sólo en un mínimo porcentaje, las madres desconocen dónde se encuentran, por lo que esos van a ser parte de las investigaciones que realicemos”, sentenció

María Teresa explicó que este censo estará completo luego de que se haga la segunda etapa donde corroboren lugares y residencia de los menores; por consiguiente buscarán dar solución a las problemáticas que enfrentan.

Vamos a tratar de dar solución a algunas carencias que por razones naturales de la privación de su libertad puedan tener los niños y no nos referimos sólo económicas, sino físicas y emocionales.