WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Viernes 30 de Octubre 2020
| | |

Antártida cubierta de nieve roja por cambio climático

87184894_3335109056515649_627476163391913984_o

87184894_3335109056515649_627476163391913984_o

28 de Febrero 2020

La temperatura más alta jamás registrada en el continente más austral se estableció a principios de febrero con un increíble 18.3 ° C

Científicos de la Base de Investigación Vernadsky ucraniana en la Antártida se despertaron y descubrieron que los alrededores generalmente blancos estaban empapados en un impactante rojo sangre. ¿Qué había ocurrido con la nieve y el hielo?

Durante este mes se registró la temperatura más alta en la historia del continente blanco y hoy luce teñida de rojo intenso. Es como si sangrase de tanto dolor. El gran problema es que este fenómeno, producido por una alga, tiene un efecto nocivo sobre el hielo, acelerando el derretimiento.

A nuestro planeta parece «lloverle sobre mojado». Año tras año e incluso mes a mes, hace noticia algún evento parecido, relacionado al calentamiento global. Lamentablemente esto es culpa del ser humano, pues si bien el derretimiento de los polos tiene algo de «esperable», nos encargamos de darle un grandísimo empujón.

Digno de una película, una forma de restregarnos el sufrimiento de la Tierra, es un sangrado metafórico que nos duele en el alma.

Hace algunas semanas la Antártica ya era noticia por registrar la temperatura más alta de su historia, en la base argentina Esperanza. Si eso ya era preocupante, lo que ha pasado hoy es simplemente una locura.

«Desde hace varias semanas, la Estación Académica Vernadsky de la Antártida de Ucrania ha estado rodeada de … ¡nieve de frambuesa!

¿De dónde es y por qué es un color? Las algas microscópicas dan un color interesante a la nieve. Nuestros científicos los han identificado bajo el microscopio como  Chlamydomonas nivalis.

Las algas son propagadas por esporas que no temen a las temperaturas extremas y persisten en la nieve durante todo el largo invierno. Cuando el clima se vuelve favorable (y ahora en la Antártida, es verano), comienzan a brotar».

A pesar de lucir como verdadera sangre, se trata de esta alga que «florece» con las temperaturas más altas, lo que a su vez absorbe la luz solar y acelera el derretimiento del hielo. Este es uno de los motivos por el que resulta tan «peligrosa».

Esta algas se encuentra en este tipo de montañas con nieve y hielo, es decir, en terrenos muy fríos.

 

Ahora ha aparecido esta «sangre» que tiñe el territorio antártico ucraniano, que lamentablemente tiene un efecto nocivo sobre el hielo, acelerando el derretimiento.

Más notas sobre