WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Miércoles 30 de Septiembre 2020
| | |

Acto de reconocimiento de la 'Masacre Acteal': SEGOB

SEGOB

SEGOB

03 de Septiembre 2020

En la “Masacre de Acteal” fueron ejecutados 45 indígenas tzotziles, entre los cuales se encontraban cuatro mujeres embarazadas y 18 menores de edad, además resultaron heridas 26 personas.

Luego de 22 años de la “Masacre de Acteal”, el Estado Mexicano reconoció su responsabilidad ante los lamentables hechos, así lo señaló Alejandro Encinas Rodríguez, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación (SEGOB).

“El día de hoy celebramos un acto de justicia en el que, a nombre del Estado Mexicano, asumimos la responsabilidad de los lamentables hechos ocurrido contra la comunidad de Acteal el 22 de diciembre de 1997”.

Al encabezar el acto de “Reconocimiento de Responsabilidad y Suscripción del Acuerdo de Solución Amistosa del caso 12.790, Manuel Santiz Culebra y otros Masacre de Acteal”, Encinas Rodríguez, dijo que el evento es para ofrecer una disculpa pública a las víctimas, a los familiares, a la comunidad de Acteal y al pueblo Tzotzil por este profundo agravio.

“Lo hacemos con convicción y sin condiciones; lo hacemos porque las omisiones y negligencias del Estado Mexicano arrancó la esperanza a 45 personas indígenas tzotziles y a sus familias, asumo, a nombre del Estado Mexicano, el reconocimiento de la responsabilidad del Estado por la violación de derechos humanos fundamentales y ofrezco una disculpa pública a la comunidad de Acteal por los hechos de violencia que dieron lugar a esta masacre”.

“Asumo la responsabilidad del Estado y ofrezco una disculpa por este suceso doloso e indolente, expresión de un Estado anquilosado y ajeno a los derechos e intereses de la comunidad que pretendió ocultar esta tragedia alternado incluso la escena del crimen para criminalizar a las propias víctimas”.

En el acto realizado en la sede de la SEGOB, Encinas Rodríguez, asumió, la responsabilidad del Estado en reconocer la verdad de los hechos, en atender la demanda de procuración de justicia, de reparar integralmente a las víctimas y generar las condiciones para la reconciliación y la paz en esta importante región del país.

“Asumimos este acto de reconocimiento de responsabilidad del Estado como punto de partida para que, junto con toda la comunidad de Acteal y las comunidades indígenas de Chiapas, avancemos en la reconstrucción del tejido social y el abatimiento de la desigualdad en esa entidad”.

El subsecretario, hizo un llamado a todas las víctimas de Acteal, a todas las comunidades Chenalhó y en general a todas las comunidades indígenas del estado de Chiapas para avanzar en este reencuentro, además reconoció la lucha de miles de víctimas en todo el país y quienes tienen la labor de defenderlas, como un esfuerzo colectivo para transformar al país.

“Reciban del Estado Mexicano nuestra solidaridad con sus causas y nuestro compromiso para cumplir, no solo con el acuerdo hoy suscrito, sino con las responsabilidades que son inherentes a nuestro desempeño en la función pública, asumimos este reto como un imperativo categórico”.

Por su parte Fernando Luna Pérez, víctima de la ”Masacre de Acteal”, reconoció que después de 22 años de lucha intensa y de muchos sobrevivientes fallecidos y compañeros de lucha, por fin el Estado Mexicano reconoció y asumió la responsabilidad internacional por acción y omisión de la masacre de Acteal,

“A 22 años de Acteal, llega la verdad, en el pequeño rincón llamado Acteal, decimos en colectivo que sí se pudo, lo logramos, triunfó nuestra palabra y encontró un lugar en las páginas de la historia moderna de México, porque permaneció la verdad de los sobrevivientes que sostenemos, la Masacre de Acteal es un crimen de Estado, de lesa humanidad, y caducó la mentira de Ernesto Zedillo Ponce de León, que plantea la Masacre de Acteal, resultado de un conflicto intracomunitario, conflicto de la tierra y de religión”.

El Indígena, narró como aquel 22 de diciembre de 1997, mientras desarrollaban el segundo día de la jornada de ayuno y oración por la paz en Chenalhó y para todo México, un grupo de aproximadamente 100 paramilitares presuntamente pertenecientes al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del Partido Frente Cardenista, armados y adiestrados por el Ejército mexicano, irrumpieron el lugar.

“Una lógica de contrainsurgencia, con alevosía y premeditación, ingresaron al campamento de desplazados Los Naranjos, ubicados en la comunidad de Acteal, disparando con armas de uso exclusivo del Ejército mexicano y masacraron a 45 hermanos nuestros, dejando 26 heridos”.

Luna Pérez, aseguró que quienes se encontraban ese día, todos eran indígenas tzotziles, integrantes de la organización de la sociedad civil “Las Abejas” y aseguró que mientras ocurría la tragedia, a 200 metros se encontraba un destacamento de la Policía Estatal y no intervino para evitar la consumación de la masacre.

“Los sobrevivientes y familiares de las víctimas no tomamos venganza porque Las Abejas somos una organización pacifista, sin embargo, para no dejar lugar que reinara la violencia y la impunidad recurrimos a las vías legales pacíficas, más de 15 sobrevivientes testigos directos de los hechos denunciamos y comparecimos ante las autoridades correspondientes y, sin miedo, señalamos firmemente que la Masacre de Acteal es un crimen del Estado de lesa humanidad”

Y agregó que los autores materiales fueron plenamente los identificamos cuando entraron a matar porque procedían de las mismas comunidades donde viven ellos y dijo que los autores intelectuales implementaron la estrategia contrainsurgencia y permitieron la consumación de la masacre.

“Son los gobiernos en turno de ese año, Ernesto Zedillo Ponce de León, ex Presidente de México; Julio César Ruíz Ferro, ex Gobernador de Chipas; Emilio Chuayffet Chemor, ex Secretario de Gobernación; General Enrique Cervantes Aguirre, ex Secretario de la Defensa Nacional; Homero Tovilla Cristiani, Uriel Jarquín Gálvez, entre otros”.

En la “Masacre de Acteal” fueron ejecutados 45 indígenas tzotziles, entre los cuales se encontraban cuatro mujeres embarazadas y 18 menores de edad, además resultaron heridas 26 personas, fueron procesados 88 civiles paramilitares, 15 funcionarios públicos de los cuales, 14 son de la Secretaría Pública Estatal y uno es el ex Presidente municipal Jacinto Arias Cruz, además 29 órdenes de aprehensión que no fueron ejecutadas, de las cuales, 27 son civiles paramilitares y dos contra funcionarios públicos.

Al inicio de la actual administración federal y con el acompañamiento del Gobierno del estado de Chiapas, se establecieron pláticas de un grupo de familiares víctimas de esta tragedia.

Culminando este proceso de diálogo con la firma de un acuerdo de “Solución Amistosa entre las Víctimas, familiares de las víctimas fallecidas y el Estado Mexicano”, mediante el cual se manifiesta la suma de voluntades para aceptar el reconocimiento de responsabilidad del Estado Mexicano de los graves acontecimientos ahí sucedidos y la aceptación de medidas de reparación integral, tanto de forma individual a los familiares directamente afectados, así como acciones de carácter colectivo destinados a la reconstrucción social de la comunidad.

En el evento participaron sobrevivientes y familiares de las víctimas, así como autoridades de Acteal, el representante en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la Subsecretaria de Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), el Secretario General del Gobierno del estado de Chiapas, las Presidentas de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México; el Embajador de Canadá en México, y el representante de la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas en Defensa de Derechos Humanos, entre otros.

Más notas sobre