WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Martes 17 de Septiembre 2019
| | |

En el peor momento

Antidoping. Foto: Especial

Antidoping. Foto: Especial

20 de Febrero 2018

Nunca es buen momento para un atleta dar positivo en un examen antidoping

Nunca es buen momento para un atleta, sus entrenadores, su equipo, su delegación, su deporte y hasta su país, dar positivo en un examen ANTIDOPING; la trampa siempre es trampa, aunque se trate de matizar o disfrazar, pero sí hay más agravantes aún en el caso del curlista ruso Alexsandr Krusheinitskii, quien junto con su esposa habían obtenido el bronce olímpico en Pyeongchang hace un par de días en especialidad por parejas.

TRAMPA SOBRE TRAMPA

Habrá que puntualizar que, por el gran número de deportistas rusos que han dado positivo en los últimos cinco años, el Comité Olímpico Internacional (COI) retiró la invitación a la Delegación Olímpica Rusa para estos Juegos Olímpicos, que terminan este fin de semana allá en Pyeongchang, Corea del Sur, y solamente giró invitaciones a atletas que hasta el reciente 22 de enero tuvieran un historial limpio. Alexsandr Krushelnitkii estaba entre ellos, su esposa y pareja en el curling mixto, Anastasia Bryzgalova, pasó con éxito los controles.

El tema se torna mucho más grave aún, precisamente por estos antecedentes, que desde la sanción impuesta por la Federación Mundial de Atletismo a los atletas rusos impidiéndoles participar en Río 2016 han marcado al deporte de ese país en general.

REGRESARLES SUS PRIVILEGIOS

El golpazo es mayúsculo para el deporte ruso, cuando se habían comprometido a realizar una limpia a fondo, no sólo de atletas metidos en el aberrante mundo del doping, sino a someter a controles más severos a sus atletas; Alexsandr pasó sin problemas las pruebas antidoping del 22 de enero previo a los olímpicos, sólo dos semanas después da positivo en las pruebas postmedallas, a las que todo atleta olímpico sabe que será sometido. Esta es la contradicción o la perversión; hoy muchos suponemos que lo que falló no fue una sustancia prohibida, sino “la otra”, la que inhibe enmascarando las pruebas del antidoping.

En una declaración extraoficial, miembros del Comité Organizador Pyeongchang 2018 pretendían interceder para regresarle a los atletas y al Comité Olímpico Ruso sus privilegios para desfilar con su bandera, lo que sería el previo a su retorno al Movimiento Olímpico que hoy los tiene marginados, el doping positivo de Alexsandr Krushelnitskii va entonces mucho más allá de ser un caso más en este aberrante tema del doping “controlado”… así de fácil…

Encuentra más notas sobre