WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Viernes 30 de Octubre 2020
| | |

Negar la realidad, llamar al desastre

Negar la realidad, llamar al desastre

Negar la realidad, llamar al desastre

18 de Septiembre 2020

El calentamiento es real. La tragedia es real. El remedio, parece lejano con todo lo que ello implica.

De Oficio Reportero |

POR: RAUL SANCHEZ CARRILLO

En el mundo, son ya cientos de reuniones para analizar el Cambio Climático.

Se ha rebasado el término de que la Tierra está cambiando de temperatura y que si bien, los registros del pasado van quedando rebasados por lo que registran los termómetros, los pluviómetros y los pronósticos, lo cierto es que con pruebas, hy mas evidencia de que la Tierra, nuestra única casa, esta en peligro.

Hay quienes socarronamente preguntan que en peligro de que.

Las respuestas son variadas. De que si se siguen derritiendo los icebergs del Artico. De que si se siguen utilizando combustibles fósiles, ya sea petróleo o carbón, los gases que despiden con su combustión , ocasionan el llamado efecto invernadero que no es otra cosa que la alteración de la atmósfera, llevando calor donde hay lo contrario.

Pues bien, a pesar de las reuniones, los avisos y alertas de ese calentamiento global, la necedad y soberbia de países como Estados Unidos que no quiere dejar de utilizar emergía fósiles y en poco tiempo hasta México las usará, agravará como ya lo esta haciendo la temperatura y los parámetros de su medición.

Los incendios forestales que sufre California, Oregón y otras zonas de Estados Unidos, han consumido casi  DOS MILLONES DE HECTAREAS que año con año, el insoportable calor y los vientos, , lo que supera todos los  registros existente incluyendo los que con los de los vientos  Santana, suceden año con año.

La nube de humo por la muerte de bosques ya viajó ocho mil kilómetros y ha llegado hasta Europa. 14 mil Bomberos trabajan día y noche tratando de controlar, con millones de galones de agua, millones de galones de sustancias químicas o polvos que por toneladas se lanzan desde aviones de enorme capacidad o helicópteros,  han logrado contener las lenguas de fuego que acaban y calcinan todo a su paso. Bosque, casas, edificios, autos, especies animales, seres humanos van casi 160 personas muertas. El numero de felinos, venados, aves, conejos, liebres y todo lo que fue la población de  fauna de esas DOS MILLONES DE HECTAREAS , han desaparecido.

El presidente Donald Trump ha visitado California y Oregón. Ha declarado las zonas de desastre.  Y el fuego, continua.

La lección que nos da la tierra, no termina.

No se sabe con precisión cuantas décadas o quizá siglos, tengan que pasar para que, las generaciones futuras puedan ver otra vez el verde del bosque. De escuchar en toda la zona devastada, el canto de aves. La Normalidad de la vida, vamos.

Pero mientras usted, amigo o amiga lectores,  recorren estas líneas con sus ojos, el viento extiende el fuego hacia otras zonas. Incontenible o difícilmente contenible.

El género humano parece sordo ciego mudo, paralizado para actuar mas allá de lo que la emergencia demanda.

Ver como se desprenden los gigantescos bloques de hielo que cae al mar, lo hará aumentar, dicen los científicos, hasta 65 centímetros su nivel. El peligro de que desparezcan playas, ciudades incluso, es real.

El calentamiento es real. La tragedia es real. El remedio, parece lejano con todo lo que ello implica.

sanchezcarrillo.tv

Más notas sobre