WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Jueves 25 de Febrero 2021
| | |

Isla de conservación en el caos urbano

Aves. Foto: Especial

Aves. Foto: Especial

06 de Julio 2018

Aviario ayuda a combatir tráfico ilegal de especies

Con el objetivo de crear conciencia en la sociedad sobre la conservación de las aves de vida libre y el cuidado de su hábitat natural, en el aviario del parque Abraham Lincoln, ubicado en la colonia Polanco de la Ciudad de México, se imparte un programa de educación ambiental que busca coadyuvar en la erradicación del delito de comercio ilegal de especies.

“Los principales objetivos son la conservación, la exhibición y el resguardo de ejemplares aviares de vida libre que están en una categoría de amenaza, principalmente loros mexicanos, entre los que se encuentran el loro de cabeza amarilla y el loro tamaulipeco, catalogados como especies en peligro de extinción”, comentó en entrevista para CAPITALMEDIA Armando Ávila, médico veterinario encargado de la instalación.

El especialista detalló que a este recinto llegan ejemplares con problemas nutricionales, como obesidad, deshidratación, desnutrición, fractura de extremidades e incluso problemas hepáticos o renales, derivados generalmente de una mala dieta.

“Todas la aves que llegan lo hacen a través de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), como entregas voluntarias de los mismos propietarios o como parte de los decomisos que efectúa la misma institución”, abundó.

Ávila aseguró que, en el caso de los loros, una vez que son domesticados es muy complicado regresarlos a su hábitat, pues crean vínculos con su propietario, por lo que se les dificulta buscar su propio alimento.

El médico veterinario señaló que el programa de educación ambiental ha sido bien recibido por la población en general, pues quienes visitan el aviario pueden constatar las condiciones en las que llegan los ejemplares y la evolución de los que viven libres y rehabilitados.

Por último, Ávila llamó a la sociedad a sumarse a los cientos de ciudadanos que han dicho no a la compra o venta de animales silvestres, además de invitarles a que acudan al aviario del parque Abraham Lincoln para conocer más sobre los esfuerzos de conservación que ahí se realizan.

Más notas sobre