WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Jueves 15 de Abril 2021
| | |

Negocios a nombre del SME, “cortinas de humo”

Grupos opositores del SME se confrontan durante protesta

Grupos opositores del SME se confrontan durante protesta

27 de Diciembre 2019


  • Martín Esparza ha dispuesto de las arcas para beneficio propio

Desde hace 10 años, con la extinción de Luz y Fuerza del Centro, el dirigente Martín Esparza se apropió de la marca SME y, en nombre del sindicalismo “independiente”, se ha dedicado a obtener recursos para beneficio propio y de los integrantes de su círculo íntimo.

Sus fallas como dirigente sindical y sus errores políticos lo han obligado a refugiarse como “empresario-cooperativista” bajo las siglas del histórico sindicato y a costa del trabajo de agremiados, víctimas de sus “negocios fantasma”.

A Esparza Flores le han encontrado una cauda de“irregularidades”, entre ellas que ha dispuesto “ilegalmente” de bienes inmuebles y de las arcas del sindicato para acrecentar sus ingresos. Además de convertir en un “tianguis” los alrededores de la sede sindical.

Jorge Sánchez García, dirigente de la disidencia del SME, tiene más de una década de documentar las fechorías políticas y económicas de Martín Esparza y afirma que hay negocios pequeños como la venta de aguas sin etiquetado que son cortinas de humo. Lo grave fue adueñarse de inmuebles que ahora tiene rentados y vive de su usufructo sin que los agremiados reciban un recurso por este “nuevo negocio”, revela Sánchez García.

Jorge Sanchez

“Un deportivo en Villacoapa, propiedad del SME, lo destrozó la avaricia de Esparza Flores ya que lo tienen alquilado a dos líneas de autobuses que viajan a diferentes estados de la República, y otros espacios del mismo inmueble los usan como bodegas”, afirma.

En entrevista, el secretario general interino del sindicato, añade que en las instalaciones ubicadas en Antonio Caso, “hicieron su mercado ahí adentro, venden agua carente de permisos, pero es una cortina de humo para cubrir los negocios hechos al amparo del SME como es haber alquilado todos los centros de trabajo del sindicato”.

Los negocios de Esparza, a decir de Sánchez García, abarcan una gama de propiedades que abonan a su causa plagada de impunidad. “Tiene una notaria pública que le dieron en Hidalgo, la explotación de la fibra óptica, un canal de televisión para Hidalgo; todo ello lo consiguió dos meses antes de la extinción de Luz y Fuerza, para quedarse callado”.

“Le dieron la concesión de la generación de energía desde 2015 en las plantas de Necaxa, Tepeji y Tepuxtepec; sin embargo, ningún agremiado ha recibido un peso, se supone que esos negocios son de los trabajadores porque él los recibió a nombre del sindicato. Se supone que acordaron pagarle los fondos de los trabajadores con bienes de Luz y Fuerza en forma gratuita al sindicato, él lo recibe supuestamente como dirigente sindical, pero todo lo pone a disposición de la empresa privada, el Fénix, y los trabajadores que decide representar no reciben nada”, enfatiza.

No es cooperativa

Sánchez García desmenuza los enredos financieros y operativos a los que recurre Martín Esparza para allegarse de recursos de empresas que deben ser patrimonio en común de los trabajadores de la extinta Luz y Fuerza del Centro.

El dirigente sindical subrayó: “La cooperativa Luz y Fuerza del Centro no tiene ni registro, no se la dieron, nada más que él con la solicitud para reportarla como sociedad coooperativa dice que hay socios, pero no hay tales”.

La empresa el Fénix es otra cooperativa también del sindicato; sin embargo, los únicos que se han hecho ricos son sus allegados.

“Lo criticable es que Martín Esparza desgració a 44 mil familias de electricistas que el viernes se fueron a descansar y para el lunes ya no tenían empresa. Nos quebró el futuro de los trabajadores, quebró una empresa como Luz y Fuerza. Si aún existe el sindicato es porque nosotros volvimos a hacerlo a través de la gente se volvió a organizar, pero ya había quebrado el sindicato”, refiere.

Jorge Sánchez explica que a través del portal de transparencia encontraron anomalías en las liquidaciones ya que son “200 personas muy cercanas a Martín Esparza que alcanzaron cantidades millonarias de más de cuatro millones con gente que no llegaba a un millón de pesos. Incluso Esparza se liquidó con cuatro millones 800 mil pesos y todo ello lo tenemos documentado”

Con la confianza en que la Cuarta Transformación les hiciera justicia aún se ve lejano ese momento, “esperaba que esta administración, con todos los elementos que tenemos, recibiéramos el apoyo para llamarlos a cuentas, pero la verdad empiezo a ver que todavía están metidos muy fuerte los intereses económicos de las empresas. Al señor presidente no lo podemos ver en ningún lado, no hay la oportunidad ni siquiera de hacerle llegar un recado”.

Más notas sobre