Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter Youtube Google+
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital México =
Imagen para ilustrar. Foto: Tomada de versión impresa
Capital México

El Niño juega con el cambio climático

SEGUIR LEYENDO V
El Niño juega con el cambio climático Por César Aguilar Hace 3 meses

El Niño juega con el cambio climático

De los 27 ciclones tropicales que se pronostica en los litorales del Pacífico y del Atlántico mexicano en la presente temporada de lluvias y huracanes, se espera que entre tres y cinco de estos fenómenos impacten en territorio nacional.

Además de que 41 por ciento del país y 23 por ciento de la población está expuesta a la fuerza de los ciclones, la temporada puede ser de mayor riesgo, pues hay alta posibilidad de que se vuelva a presentar el fenómeno de El Niño.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) advierte la presencia del fenómeno para el otoño de este año; si sucediera, sería un evento extraordinario pues nunca antes se presentó desde que se tiene registro, e incrementaría la intensidad de ciclones.

Se tiene registro que de los 15 principales desastres en México, 11 han sido huracanes, entre ellos “Ingrid” y “Manuel” en 2013.

A pesar de que se tuvo saldo blanco, el huracán “Patricia”, que tocó tierra entre las costas de Jalisco y Colima el 23 de octubre de 2015, ha sido el ciclón tropical más intenso jamás observado en términos de presión atmosférica.

Además, es el más fuerte a nivel global en el sentido de vientos sostenidos de 325 kilómetros por hora, lo que obligó a que autoridades de los tres niveles de gobierno dispusieran de mil 700 albergues para apoyar a más de 258 mil mexicanos en riesgo de Michoacán, Nayarit, Colima y Jalisco, además de que se evacuaron a 15 mil turistas.

La Presidencia de la República detalla que durante la presente administración han fallecido 800 personas por algún fenómeno hidrometeorológico.

El año con mayor número de muertes fue 2013, a consecuencia de “Ingrid” y “Manuel”; además, el Gobierno Federal señala que durante la presente administración el costo de daños por fenómenos hidrometeorológicos ha sido de 143 mil 300 millones de pesos.

Roberto Ramírez de la Parra, director general de Conagua, aseguró que México está sintiendo los efectos del cambio climático con la modificación de los patrones de temperatura, así como de la lluvia.

Afirma que 2016 fue, sin duda, el año más cálido de la historia a nivel mundial, y México no fue la excepción con 1.5 grados más que el promedio histórico.

Ante la posibilidad de que sea un año atípico, las instancias que integran el Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) insisten a la población que es fundamental estar preparados para los efectos asociados a estos meteoros, sin importar la categoría.

Fenómenos perturbadores

Luis Felipe Puente, coordinador de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación (Segob), adelantó que, ante el peligro, instituciones, órdenes de gobierno, sociedad e iniciativa privada trabajan para hacer cara a la temporada.

Aseguró que, desde la prevención, hasta las capacidades de respuesta efectiva y oportuna, desde la gestión integral del riesgo, hasta las labores para el rápido restablecimiento de los servicios vitales y la reconstrucción, se busca siempre proteger la vida de los mexicanos, minimizar las pérdidas humanas y materiales ante estas contingencias.

Sin duda, los ciclones tropicales son uno de los fenómenos que provocan mayores pérdidas humanas y económicas.

Además de “Patricia”, en los últimos años varios de estos fenómenos han impactado a los mexicanos que habitan en ambos litorales e interior del país.

En 2014, “Odile” afectó a Baja California Sur y ocasionó la muerte de seis personas, daños al sistema eléctrico nacional, más de 11 mil personas fueron trasladadas a 164 albergues en la entidad, se trasladaron más de 38 mil personas a través de un puente aéreo y generó daños mayores a los 24 mil millones de pesos.

La vocería del Gobierno de la República detalló que al afectar las costas del Pacífico en 2013, “Ingrid” y “Manuel” provocaron el desborde de ríos y deslaves que afectaron a 60 mil personas en 18 estados, siendo Guerrero el más afectado.

Ambos fenómenos asociados obligaron a la evacuación de más de 50 mil habitantes y se calcula que fallecieron 157 personas; tan solo el huracán “Manuel” generó pérdidas mayores a los 23 mil millones de pesos.

A su vez, la Secretaría de Turismo (Sectur) movilizó cerca de 10 mil pasajeros mediante vuelos de empresas privadas, de la Defensa Nacional y la Policía Federal.

Tal desastre y sus impactos económicos y sociales obligó a la puesta en marcha del Plan Nuevo Guerrero, diseñado para fortalecer el crecimiento económico y desarrollo social.

MÁS ESPECIALES
Ejércitos en despliegue nacional
Hace 2 días
A 32 años, poco se ha avanzado
Hace 4 días
El danzón nunca muere
Hace 5 días