WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Lunes 18 de Enero 2021
| | |

Pedro Ferriz denuncia credenciales falsas e INE se niega a investigar

INE. Foto: Cuartoscuro

INE. Foto: Cuartoscuro

26 de Enero 2018

La autoridad electoral deja muchas dudas sobre la veracidad del padrón

El Instituto Nacional Electoral, de nueva cuenta, se ha hecho bolas con sus propias declaraciones.

Luego de informar que decenas de miles de firmas de los aspirantes presidenciales independientes no estaban registradas en la lista de electores, se ha negado a reconocer que en el país hay cientos de miles de credenciales de elector falsas.

El candidato independiente Pedro Ferriz de Con ha hecho el trabajo que le correspondía al INE: a quienes pretendían venderle un archivo de un millón de credenciales les pidió muestras de credenciales de dos de sus colaboradores y los vendedores entregaron copias de mica con datos reales pero fotos diferentes. Ahí quedó probada la existencia de millones de credenciales falsas.

Quedan por aclarar las implicaciones de las credenciales falsas de elector: la incapacidad del Registro Nacional de Electores-INE para asegurar la certeza de las credenciales, el tráfico de credenciales de elector falsas y la posibilidad de que esas credenciales falsas ya se hayan colado intencionadamente hasta el padrón y con ello llevar a elecciones fraudulentas.

En 1994 el politólogo Fernando Bazúa demostró en una investigación académica la fragilidad del sistema de credenciales de elector: con papeles falsos pudo obtener una credencial real, lo que permitía que una persona pudiera tener varias credenciales, un mecanismo que fue tradicional en los años del viejo régimen priista en los que la credencial de elector y el padrón lo controlaba Gobernación para beneficiar al PRI.

El entonces secretario de Gobernación y presidente del IFE, Jorge Carpizo McGregor, montó en cólera y abrió un expediente judicial para acosar al académico como una forma de acallar el experimento, con la intención de encarcelarlo. Pero Bazúa demostró la fragilidad del sistema electoral.

La denuncia de Ferriz de Con ante el INE, como era obvio, no ha sido investigada, con lo que la autoridad electoral deja muchas dudas sobre la veracidad del padrón. El consejero Ciro Murayama afirmó que “los datos de la aplicación no podían hacerse públicos porque el INE está obligado a proteger la información de los electores”, aunque hay pruebas de que el jurídico del INE ha roto la privacidad de los datos electorales para procedimientos administrativos que han violado la privacidad de electores.

Uno de los principales mecanismos de fraude electoral del PRI era la existencia de credenciales falsas; al ser hoy documento de identidad reconocido para trámites oficiales, las pruebas de falsificación de credenciales no sólo afectan la credibilidad de identificación de personas, sino que dejan sembrada la percepción del regreso de la manipulación de credenciales de elector.

El INE está obligado a indagar la posibilidad de que credenciales falsas pudieran haber llegado al padrón electoral permitiendo a una persona votar varias veces. Pero hasta ahora el INE se ha concretado a decir que no es posible, pero las pruebas de ese mecanismo fraudulento las aportó Ferriz de Con.

En una entrevista con Fernanda Tapia, Ferriz de Con declaró que a su equipo de trabajo le ofrecieron un archivo digital de un millón de credenciales a un precio de 8 pesos por cada una. El INE no ha querido indagar esta denuncia porque podría derrumbar la credibilidad de las elecciones del primero de julio.

Queda por aclarar si la negativa del INE es por incapacidad o porque su pasividad podría beneficiar a algún candidato en particular.

Política para dummies: Como dijo Platón: el precio de desentenderse de la política es el ser gobernado por los peores hombres.

Más notas sobre