WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Sábado 27 de Febrero 2021
| | |

Autonomía no representa extraterritorialidad: Graue

Aspecto de la UNAM. Foto: Cuartoscuro

Aspecto de la UNAM. Foto: Cuartoscuro

26 de Julio 2017

Rector rechaza la impunidad como mala interpretación del término

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers, aseguró que “la autonomía no representa una extraterritorialidad ni alguna forma de impunidad. Si existen delincuentes, la universidad siempre deberá delatarlos eventualmente”.

En nombre de la autonomía de la UNAM se han cometido varios crímenes y delitos.

Hoy la institución cumple 88 años de poseer esta autonomía, que algunos han tomado como bandera de inmunidad por una mala interpretación que les ha convenido desde hace décadas.

El documento Autonomía Universitaria y Universidad Pública, publicado en 2009 por el entonces abogado general de la UNAM, Luis Raúl González Pérez, y actual presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), secunda el dicho de Graue Wiechers:

La autonomía de la UNAM se refiere a la libre forma de gobierno y de designación de las autoridades académicas; establecer programas y planes de estudio, líneas de investigación y políticas culturales.

También incluye el destino de las partidas presupuestales y de los ingresos autogenerados a través de convenios y contratos con diversos sectores productivos, gubernamentales y privados, así como la libre determinación en el diseño del orden jurídico universitario, con la aprobación de las normas legales de aplicación interna y observancia obligatoria para la comunidad universitaria.

Pero en ningún punto de la definición de autonomía se incluye la extraterritorialidad, explicó Graue Wiechers y, por lo tanto, al ser territorio de México, la UNAM se debe regir por las leyes que marca el Estado.

UNAM da sólo 1% de su presupuesto a seguridad

SEP apoya operativos antinarco

Desde la Secretaría de Educación Pública (SEP) también se hace eco de lo que significa la verdadera autonomía de la UNAM.

El subsecretario de Educación Superior, Salvador Jara, aseveró que “un delito no puede ampararse en la autonomía, ni mucho menos. Para quien piense eso –porque de pronto hay quienes me dicen eso– la autonomía es otra cosa, tiene que ver con la gobernabilidad de la institución, con el uso de los recursos, con la libertad de cátedra, pero no con proteger delincuentes”.

Hace al menos siete meses las autoridades universitarias iniciaron una investigación por narcomenudeo dentro de sus instalaciones; el resultado: 13 detenidos por la Procuraduría capitalina.

Jara Guerrero tampoco dejó de lado la correlación entre lo que sucede dentro de los perímetros de la UNAM y el resto del país.

“Esto es un reflejo de lo que ocurre en la ciudad, Ciudad Universitaria (CU) no es la excepción; creo que el rector está actuando bien, lo hemos platicado, va a actuar conforme a derecho”.

Hace casi tres meses apareció el cuerpo de Lesvy Berlín Rivera Osorio, de 22 años, entre el Instituto de Ingeniería y la Facultad de Química; a los pocos días apareció el cuerpo de otro joven en la zona de la cantera, territorio administrado por el club deportivo Pumas.

El último hallazgo fue el de un estudiante de la Facultad de Odontología que presuntamente fue aventado de un balcón de la Facultad de Filoso a y Letras, en CU.

Sin embargo, en caso de no haber denuncia de las autoridades universitarias, la justicia mexicana no puede intervenir.

En los tres casos, la Procuraduría capitalina inició carpetas de investigación en primera instancia por presunto homicidio.

Algo indivisible

Para el ex rector de la UNAM y actual secretario de Salud, José Narro, “la autonomía es algo indivisible de las universidades públicas y es algo sin lo que no se puede entender el trabajo y las posibilidades de la UNAM”.

En el marco del aniversario de la autonomía universitaria, Narro declaró a CAPITALMEDIA que “la autonomía representa la capacidad de gobernarse, de definir sus mecanismos, de desarrollar su investigación, de lo otro no sé”.

La UNAM cuenta con su propio cuerpo de seguridad: Vigilancia UNAM. Algunos de los elementos de esta agrupación son actualmente investigados por su presunta colusión con narcomenudistas.

Aún con estos acontecimientos, la autoridad universitaria es la encargada de denunciar estos actos, de lo contrario, las instancias de procuración de justicia no pueden investigar actos delictivos cometidos en instalaciones de la UNAM.

El artículo 320 del Código Penal local describe el encubrimiento por favorecimiento como un delito que no debe guardar relación causal con el resultado del ilícito.

Sin embargo, en facultades, como la de Ciencias Políticas y Sociales o Filosofía y Letras, se puede constatar el consumo y probable venta de drogas, aun cuando la UNAM reforzó las medidas de seguridad, mediante el enrejado de algunas zonas del campus.

La autonomía “no puede extenderse al grado de suponer que la institución no está sujeta al régimen jurídico del país, es decir, que pueda conducirse con absoluta independencia, ya que ello podría provocar anarquía y arbitrariedad”.

También se han ocupado espacios de la institución en nombre de la autonomía, lo cual representa una vulnerabilidad a las instalaciones de la casa de estudios.

En estos casos la fuerza pública no ha intervenido, debido a que no hay denuncias por parte de las autoridades universitarias.

El jurista Néstor de Buen, escribió en 2013, cuando un grupo de estudiantes tomó la Rectoría, que “el Estado falta a su deber esencial de guardar el orden en el territorio nacional; y ciertamente la UNAM allí está ubicada. No se puede tolerar el uso de la violencia y es deber fundamental del Estado intervenir para evitarla”.

Aquí puedes denunciar violencia de género en UNAM

JCS

Más notas sobre