www.capitalmexico.com.mx
Martes 21 de Septiembre 2021
Seguimiento de COVID-19 México 21 septiembre 2021 · 17:21
3,573,044 Confirmados
271,765 Decesos

Joven celebra que por fin pudo comprar con sus ahorros su primer refrigerador

Joven celebra que por fin pudo comprar un refrigerador Foto: Internet
Joven celebra que por fin pudo comprar un refrigerador Foto: Internet 

Entre risas mencionó que una de sus motivaciones para comprarse su primer refrigerador fueron los chistes que le hacían sus amigos por no tener hielo en su casa.


Mariano Cantero es un joven de 18 años que se volvió viral en Twitter después de compartir una publicación en la que presumía haberse comprado su primer refrigerador sin ayuda de sus padres.

Y es que el joven compartió una publicación a su grupo de amigos en la que les enseñaba que ya tenía su primer refri sin dinero de sus papás, lo que generó diversas reacciones en redes sociales y además se volvió viral.

Incluso, Mariano, de Argentina, indicó que se siente satisfecho por una cosa tan insignificante pues después de trabajar en tres empleos pudo ahorrar y comprarse su “heladera”.

“Después de tanto ahorrar por fin me pude comprar mi primera heladera es una boludes pero para mí es alto progreso”, presumió.

Luego de volverse viral, este tuit generó diversas reacciones y comentarios en redes sociales, en donde la mayoría de los usuarios elogian la perseverancia del joven y sus ganas de salir adelante.

Al ser entrevistado por el medio local La Nación, Cantero narró que desde que se mudó quería comprarse un refrigerador.

“Quise presumir la heladera que compré con mi esfuerzo, sin plata de mis padres”, expresó.

Entre risas mencionó que una de sus motivaciones para comprarse este artículo fueron los chistes que le hacían sus amigos por no tener hielo en su casa.

“Mis amigos me descansaban porque no tenía hielo. Esa foto que me sacó mi mamá cuando me la compré era para mi grupo de amigos para decirles que ahora iban a tener hielo”, añadió.

Señaló que mientras más ahorraba, más aumentaban los precios, por lo que cada vez veía más lejano su objetivo.

“Empecé a juntar peso por peso. Me fui amañando para conseguir más plata, pero no llegaba nunca”, dijo.

También explicó en qué consisten sus tres empleos: “El primero es con el que me mantengo y ahorro, de delivery en una rotisería; después trabajo en un comedor, ayudo dos veces por semana; y el tercero es una barbería, lo hago en mi tiempo libre cuando quiero una plata extra”.