Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter Youtube Google+
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital México =
Opinión / Pesos Y Contrapesos

Constitución y economía, la amenaza latente

Arturo Damm
Arturo Damm correo2345@correo.com
Hace 2 meses
Facebook Twitter Whatsapp

(Tercera de cinco partes)

En el tercer párrafo del artículo 25 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM) se afirma lo siguiente:

“El Estado planeará, conducirá, coordinará y orientará la actividad económica nacional, y llevará al cabo la regulación y fomento de las actividades que demande el interés general en el marco de libertades que otorga esta Constitución”, texto que es una amenaza en contra de la libertad individual y la propiedad privada, ya que la única manera de que el Estado, que para todo efecto práctico sería el gobierno en turno, planee, conduzca, coordine y oriente la actividad económica nacional (que es una abstracción), es planeando, conduciendo, coordinando y orientando la actividad económica de los particulares. Si así fuera (que afortunadamente no lo es), ¿dónde quedaría la libertad individual y la propiedad privada, no olvidando que la libertad es la facultad para disponer de lo que es de uno (propiedad) como más le convenga, para lo cual se requiere del respeto al derecho a la libertad individual y a la propiedad privada.

Parte de la respuesta a esta pregunta (¿dónde quedaría la libertad individual y la propiedad privada si el Gobierno planeara, condujera, coordinara y orientara la actividad económica de los particulares?), la encontramos en el ya citado párrafo constitucional, en el cual se habla de las libertades que “otorga esta Constitución”, lo cual es gravísimo. Yo soy libre porque está en la naturaleza del ser humano serlo, porque las personas tenemos la facultad para decidir y elegir, valga la redundancia, por nosotros mismos, no porque la Constitución nos otorgue esa libertad (¿quién para tales efectos es la Constitución?).

Si en la Constitución se toca el tema de la libertad, ¡y debe tocarse!, debe hablarse de las libertades que “reconoce y garantiza esta Constitución”, no de las libertades que “otorga”.

¿Cómo hemos permitido los mexicanos tales aberraciones en la CPEUM, aberraciones que son una amenaza latente contra la libertad individual y la propiedad privada? Es más, ¿cuántos mexicanos están conscientes de esta amenaza? Continuará.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS actividad económica nacional Constitución Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM) libertad individual propiedad privada
RECOMENDADO
La Coyuntura / Vladimir Galeana

El exabrupto

Hace 3 días
Vladimir Galeana

El nacionalismo económico

Hace 2 meses
Carlos Alberto Martínez
Columna / Eduardo Ruiz-Healy

Duarte: Extradición, no; deportación, sí

Hace 4 días
Eduardo Ruiz-Healy
Pesos Y Contrapesos Seguir Leyendo>
Arturo Damm

Recordemos y preguntemos

Arturo Damm